Una niña resulta herida en Mendavia tras un accidente en un tiovivo

Foto de archivo

La olla donde estaba la pequeña salió volando, aunque la pequeña no presentaba lesiones importantes, y se dolía de la cabeza. La atracción ha sido precintada por la Guardia Civil

Tremendo susto el que se ha vivido en la noche de este sábado, sobre las diez menos veinte, en el recinto feria de Mendavia que están instaladas con motivo de las fiestas patronales de esta localidad de Tierra Estella.

 Una niña sufrió heridas  tras un accidente en un tío-vivo. Tras dar el aviso, los agentes de la Guardia Civil personados en el lugar observan un pequeño revuelo de gente alrededor de un tío-vivo infantil donde varias personas informan que en esa atracción ha salido el aparato con forma de olla volando y en su interior había una niña pequeña, volando a una distancia de unos tres metros y cayendo la olla al revés sobre el pavimento, que en principio no se le apreciaban lesiones pero había sido trasladada al centro de salud de la localidad para su examen y evaluación.

Tras entrevistarse la patrulla con la responsable de la atracción en ese momento, ésta le   resta importancia al accidente diciendo que la niña estaba bien y que había sido un hecho fortuito al partirse el eje que sujetaba la olla a la atracción, y que iba a continuar con su trabajo.

Sin embargo, los agentes comprobaron posteriormente que varias de las piezas que forman la atracción están sujetas con hierros oxidados y soldaduras partidas que no garantizaban el anclaje correcto, ni daban seguridad para continuar con la actividad de la atracción para menores, así como que la responsable no puede acreditar por ningún medio que la atracción tenga certificados de pruebas, montaje ni seguros de responsabilidad civil que garantice la legalidad de la atracción.

Así las cosas procedieron al precinto de la atracción, paralizando la actividad hasta que sea inspeccionada por personal debidamente autorizado.

Tras el precinto los agentes se trasladan al Centro de salud de esta localidad para conocer el estado de la niña menor accidentada. Una vez entrevistados con los padres tras el reconocimiento médico manifiestan que en principio la niña esta bien, que solo le duele un poco la cabeza.

Una vez finalizado el cometido en el centro de salud, la patrulla se traslada de nuevo a la atracción para concertar una cita con el titular de la misma al objeto de recabar documentación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.