Un libro recoge las experiencias educativas del programa ‘Escuelas con Memoria’

Ollo apuesta por incidir en la educación para «neutralizar los discursos intolerantes y de odio»

PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el jefe de la Sección de Memoria de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Manuel Ibáñez, presentaron ayer martes el libro ‘Escuelas con Memoria’, una obra que recoge las experiencias educativas del programa del mismo nombre, un programa que, en la actualidad, abarca más de 50 centros escolares y alrededor de 10.000 alumnos y alumnas, y que «se ha convertido en referente en el panorama estatal e internacional».

Durante la presentación del volumen, Ollo recordó que se trata de una iniciativa de «carácter transversal» puesta en marcha en 2016 a través del Instituto Navarro de la Memoria con el objetivo de «convertirse en punto de encuentro entre el mundo educativo y las políticas públicas de Memoria», para «servir de antídoto contra la desmemoria en la que muchas generaciones habían crecido». «Era preciso -explicó- aproximar a los y las jóvenes a las aportaciones más relevantes de la historiografía sobre la represión franquista de las últimas décadas, así como acercar al alumnado, desde el pensamiento crítico y el compromiso con una educación basada en el respeto a los derechos humanos, a la larga sombra proyectada por aquellos procesos históricos y cuyas consecuencias llegan a manifestarse, preocupantemente, hasta el presente».

La consejera abogó por incidir en la educación para «neutralizar los discursos intolerantes y de odio que vuelven a resurgir en nuestros días» y defendió «subir al tren europeo de los valores de memoria democrática» con programas como ‘Escuelas con Memoria’, que son -dijo- «un magnífico instrumento para ello» por permitir al profesorado y alumnado dirigir «una mirada crítica al pasado para proyectarla a un futuro en paz».

En este sentido subrayó que asumir los Objetivos del Desarrollo Sostenible «supone comprometerse en la tarea por conformar comunidades inmersas en una cultura de paz que excluya la violencia como herramienta de resolución de conflictos y desarrolle una justicia basada en los derechos humanos individuales y colectivos. Ese compromiso no constituye únicamente un gesto o una declaración de intenciones, pues se trata de promover, desde las propias instituciones y de una forma efectiva, sociedades justas, pacíficas e inclusivas, de acuerdo con la Agenda de Naciones Unidas», concluyó.

El programa, tal y como recordó Manuel Ibáñez, quien agradeció la participación del profesorado y alumnado en la obra, bascula en torno a cuatro ejes: la formación del profesorado; la propuesta de actividades educativas que permiten al alumnado entrar en contacto con lugares y personas vinculadas a la memoria; la firma de acuerdos de colaboración con centros escolares para impulsar proyectos de investigación e innovación en torno a la memoria histórica; y la formación y consolidación de una Red de Escuelas con Memoria por la Paz y la Convivencia, en colaboración con el departamento de Educación.

La obra presenta el propio programa, sus acciones y los recursos educativos disponibles, además de las unidades didácticas editadas. En un segundo apartado recoge quince experiencias educativas que se han puesto en práctica a lo largo de los últimos cursos. Y, finalmente, dedica una parte a los trabajos fin de estudios elaborados por alumnado universitario, que pueden servir de referencia para futuros proyectos.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.