Declaración institucional de apoyo al colectivo LGTBI+

28 DE JUNIO, DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS LGTBI+

-DECLARACIÓN INSTITUCIONAL-

Durante estos últimos años, hemos podido observar que se han producido avances en cuanto a los derechos LGTBI+, entre los que destacan la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, el derecho de adopción o la reciente aprobación en el Parlamento de Navarra de la Ley Foral de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales (LGTBI+) y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual, expresión de género e identidad sexual o de género en la Comunidad Foral de Navarra.

Pero durante ese mismo periodo, se ha creado en los países en los que se han logrado esos objetivos de los colectivos LGTBI+ la falsa creencia de que vivimos en una sociedad igualitaria y, producto de ello, muchos de esos países abandonan la lucha en favor de la consecución de los derechos LGTBI+, persuadidos de que todo lo que debía hacerse ya está hecho. Prueba de ello es que el 28 de junio, que fue en su momento un día de reivindicación y lucha, ha pasado a ser, en muchos casos, un día de negocio.

Un negocio en el que encontramos el desequilibrio entre ricos y pobres, el desequilibrio entre los que viven en las ciudades y los que viven en zonas rurales. Un desequilibrio de clase, en consecuencia. Se he creado un gran negocio en torno a los estereotipos y tópicos construidos por el patriarcado, que en la mayoría de los casos ha sido materializado como tal negocio por personas LGTBI vinculadas al mundo empresarial.

Hoy en día observamos como las reivindicaciones y los planteamientos que propiciaron las barricadas de Stonewall han sido sustituidos por el pride parade. Mientras tanto, los lobbies gays han actuado mirando a sus intereses, en contacto con lo que se ha venido en llamar el “capitalismo rosa”. Por eso sostenemos que los derechos LGTBI+ tienen que desarrollarse junto con el resto de luchas emancipadoras, junto con las luchas por la justicia social, los derechos civiles, la soberanía de los pueblos, el feminismo, el internacionalismo y el ecologismo.

Porque no es igual la situación que vive una persona homosexual, lesbiana, transexual o bisexual, ni son iguales las agresiones y exclusiones que padece, según su origen, su lugar de residencia, su edad o su situación económica, y según de quién se trate.

Y porque en la actualidad hay cosas por las que luchar, porque la les-homo-trans-bi-fobia se ha fortalecido en diversos ámbitos ideológicos y también en parte de la sociedad. Y porque aún están por dar los pasos mediante los cuales puedan gozar de los mismos derechos que el resto de la ciudadanía (accesos a los sistemas reproductivos, des patologización, oportunidades en el sistema educativo o para la consecución de un empleo digno, por ejemplo).

En este 28 de junio, en Estella-Lizarra tenemos claro que la lucha continua, que hay razones de sobra para continuar reclamando los derechos ciudadanos de lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales, en nuestros pueblos y calles, en los centros educativos, en la familia y con nuestras amistades, en los centros de trabajo, en la publicidad y en el ocio.

Y entendiendo que la lucha por la diversidad afectivo-sexual es de todas y todos nosotros, este Ayuntamiento se reafirma en el compromiso de actuar contra las diferentes expresiones de LGTBI+ fobia de la mano de los y las vecinas del municipio.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.