Alertan de la presencia de especies invasoras en los ríos de la Tierra Estella y otras merindades

60 expertos nacionales e internacionales debatirán durante dos jornadas en la Universidad de Navarra sobre la calidad del agua en ríos, lagos y embalses de Tierra Estella y otras merindades de Navarra

Un grupo de 60 investigadores, gestores de la Administración Pública y estudiantes se reunirán el jueves y viernes 28 y 29 de septiembre en la Universidad de Navarra para debatir sobre la calidad ecológica del agua en ríos, lagos y pantanos.

Asimismo, en el encuentro habrá distintas charlas sobre las amenazas que sufren las aguas continentales en la actualidad, como la presencia creciente de especies invasoras que ponen en peligro a las especies locales. Según el organizador del encuentro, el profesor del departamento de Biología Ambiental y experto en especies dulceacuícolas Rafael Miranda, “este problema es de tal envergadura que las especies invasoras superan en la actualidad a las autóctonas en ríos, lagos y pantanos del eje del Ebro”.

Entre ellas las más abundantes y peligrosas son el black bass (o perca americana), el lucio y el siluro, todas ellas especies exóticas depredadoras y agresivas “que además están siendo introducidas continuamente en nuestros lagos y ríos. Sin ir más lejos, tras la limpieza reciente de los lagos de Mendillorri y Sarriguren ya podemos observar ejemplares introducidos nuevamente en estos ecosistemas. Y desde luego no son especies que queden relegadas a los lagos de las ciudades, sino que también se introducen en los ríos, como el Arga, con la idea de usarlos después en pesca recreativa”, alerta el experto.

Pero, ¿cuándo se considera que una especie es invasora?

Otro ejemplo de especie introducida que se ha hecho dominante del nuevo hábitat que ocupa es el alburno. “Este pez centroeuropeo fue introducido como cebo vivo, según se cree, en un pequeño río del Pirineo catalán. Esto sucedió en 1992, y 25 años después esta especie es la más abundante en la cuenca del Ebro”, alerta el profesor Miranda. Algo similar ocurrió con el siluro -un pez depredador agresivo que puede medir hasta un metro y medio y pesar hasta 90 kilos-. “Hace pocos años estaban buscando localizaciones para grabar a los ejemplares más grandes de siluros del mundo y los grabaron en Mequinenza (Zaragoza) donde localizaron un ejemplar que superaba los dos metros y medio y los 100 kilos de peso”.

“Una de las cuestiones que subyace cuando tratamos sobre especies invasoras, y que también abordaremos en este congreso, es cuándo denominamos a un animal como exótico y cuando lo consideramos autóctono”.

Por ejemplo, según afirma, hoy sabemos que todas las especies de lombrices que viven en Norteamérica son europeas realmente y fueron llevadas por los primeros colonos. “Otro ejemplo podría ser la tórtola turca, que como su nombre indica es oriunda de Turquía. A través de un fenómeno semi-natural esta ave ha colonizado toda Europa en el último siglo. ¿Tendría sentido exterminarla hoy?”, plantea el organizador del encuentro, el profesor de la Universidad de Navarra Rafael Miranda.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.