Veintitrés jóvenes trabajan en el campo de voluntariado para recuperar el Castillo Mayor de Estella

Durante el mes de julio han desarrollado distintas intervenciones arqueológicas y de limpieza en los alrededores de la fortaleza

29 de julio de 2019

Veintitrés jóvenes de distintos países participan desde el pasado 16 de julio en el campo de voluntariado que organiza el Instituto Navarro de Deporte y Juventud, junto con la Dirección General de Cultura y el Ayuntamiento de Estella-Lizarra en esta localidad, para contribuir a la recuperación del Castillo Mayor.

Esta mañana han recibido la visita de la directora general de Cultura, Dori López Jurío, y la subdirectora de Juventud, Adela González, quienes han podido comprobar in situ las actuaciones de las y los jóvenes, que proceden de países como Italia, México y Rusia. Estas intervenciones han consistido fundamentalmente en el desbroce y limpieza de vegetación de los caminos preexistentes y de las zonas de trabajo, y en la excavación arqueológica de los espacios de la fortaleza que podrían corresponder al aljibe y la capilla. Asimismo, se han realizado labores de tratamiento de los materiales arqueológicos recuperados (limpieza, clasificación, inventariado, etc.).

Además del trabajo cotidiano, que ha estado coordinado por la empresa de arqueología Navark, los y las voluntarias han participado en diversas actividades de tiempo libre: visita de Estella-Lizarra y sus alrededores (Camino de Santiago hasta el Monasterio de Iratxe), Pamplona / Iruña, etc.; deportes de aventura (iniciación al piragüismo y a la escalada, espeleología, ruta en btt por La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro o senderismo); o visitas guiadas a una bodega y al Museo de la Trufa.

El Castillo

El Castillo Mayor de Estella-Lizarra ha sido objeto de actuaciones arqueológicas entre los años 2000 y 2010. En ese tiempo se han delimitado diversas estancias del mismo, se han consolidado y restaurado sus muros, se han creado caminos de acceso (con grava y traviesas de ferrocarril) y se han colocado elementos de seguridad y señalización de las diversas zonas identificadas. Desde el año 2011 en el lugar sólo se habían llevado a cabo labores de mantenimiento.

El castillo de Estella-Lizarra es un conjunto complejo realizado sobre la roca natural que le sirve de cantera y de asiento. En el momento actual se pueden distinguir al menos siete recintos, delimitados por muros, que conforman otras tantas terrazas de tamaño creciente desde la parte alta hasta la zona más baja, que son: torre mayor, pasillo de acceso a la torre, aljibe y capilla, área de la zuda, los dos niveles del donjon y el recinto exterior, más bajo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.