Una mayor ingesta de aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y mortalidad prematura

La Universidad de Navarra participa en la mayor revisión de estudios epidemiológicos sobre los beneficios de su consumo

PAMPLONA, 6 (EUROPA PRESS)

Una mayor ingesta de aceite de oliva conduce a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y mortalidad prematura. Así lo concluye la mayor revisión sistemática realizada hasta la fecha de la evidencia epidemiológica, publicada en la revista Clinical Nutrition, que ha sido llevada a cabo por investigadores del CIBEROBN, CIBERESP, Universidad de Navarra, Instituto de Salud Pública de Navarra, Universidad Autónoma de Madrid y Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

Para ello analizaron un conjunto de estudios epidemiológicos prospectivos que incluían, en total, 806.203 participantes en los que a lo largo del seguimiento se desarrollaron 49.223 casos de enfermedad cardiovascular; 680.239 participantes en los que se desarrollaron 13.389 casos nuevos de diabetes tipo 2 mientras eran observados; y 733.420 participantes de los que 174.081 fallecieron.

«Este estudio representa la valoración de mayor envergadura realizada hasta la fecha de los efectos del consumo de aceite de oliva sobre la salud. Es muy relevante la contribución que han podido hacer a estos resultados diversos estudios epidemiológicos originales realizados por investigadores españoles, como son las cohortes EPIC-España, SUN (‘Seguimiento Universidad de Navarra’) o el estudio ENRICA, representativo de la población general española», explica en una nota el coordinador de esta revisión, Miguel Ángel Martínez, investigador principal del CIBEROBN y catedrático de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Navarra.

Se incluyeron solo estudios con diseño prospectivo, que primero recogieron de manera validada el consumo de aceite de oliva de cada participante y después siguieron durante años a estos cientos de miles de voluntarios para valorar el efecto del aceite de oliva sobre su salud a largo plazo.

UN 11% MENOS DE RIESGO DE MORTALIDAD

La segunda autora del trabajo, Carmen Sayón-Orea, añade que «se valoró el efecto por cada 25 gramos más al día de consumo. Se consideraron solo los resultados que equiparaban a los participantes por edad y por una multitud de otros factores, para verificar específicamente el efecto del aceite de oliva a igualdad de otros factores. Se encontró una reducción relativa del riesgo del 16% en enfermedad cardiovascular, del 22% en el riesgo de diabetes y del 11% en el riesgo de mortalidad, siempre por cada 25 gramos más al día de aceite de oliva».

Esta revisión sistemática refrenda los hallazgos del ensayo español PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), con más de 7.000 participantes y seguimiento a cinco años, el mayor ensayo de nutrición realizado en Europa. Estos resultados «permiten recomendar el consumo de aceite de oliva al estar basados en la mejor evidencia científica».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.