Un total de 54 localidades recibirán 21 millones para ejecutar obras de renovación de redes y pavimentación

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

Un total de 54 localidades navarras recibirán más de 21 millones de euros para ejecutar obras de renovación de redes y pavimentación. La Dirección General de Administración Local y Despoblación del Gobierno foral ha aprobado las dos primeras líneas de Programación Local del Plan de Inversiones Locales (PIL) y, próximamente, las referentes a pavimentación sin redes, urbanización de travesías y dotaciones municipales y concejiles.

El director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez, y la directora del Servicio de Infraestructuras Locales, Cristina Toledano, han informado este viernes en rueda de prensa sobre la aprobación de la resolución, que recoge un total de 64 actuaciones incluidas en las líneas de inversión de redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales, y de pavimentaciones con redes para el trienio 2023-2025, así como otras 97 actuaciones en lista de reserva.

Asimismo, la resolución establece un presupuesto para esta línea de inversión de 21.637.450 euros para los próximos tres años, además de otros 2.959.189 euros para atender posibles incrementos y otras actuaciones por procedimiento de emergencia. Estas actuaciones, que son cofinanciadas por Gobierno de Navarra y las entidades locales promotoras, permitirán movilizar más de 30,7 millones de euros, incluyendo las aportaciones del Ejecutivo foral y de los ayuntamientos, concejos o mancomunidades, ha indicado el Ejecutivo foral en un comunicado.

El apartado de Programación Local del PIL, dotado con más de 35 millones de euros, cuenta con cinco líneas de inversión: las citadas líneas de renovación de redes y de pavimentación con redes; y las líneas de pavimentaciones sin redes, urbanización de travesías, y dotaciones municipales y concejiles.

PRINCIPALES INVERSIONES

Los proyectos han sido presentados por las entidades locales en base a las líneas de inversión aprobadas en la nueva Programación Local del Plan de Inversiones Locales. Tras un plazo de 2 meses para la formalización de solicitudes, la Dirección General de Administración Local y Despoblación ha seleccionado y priorizado las propuestas recibidas de acuerdo a dos variables: el «grado de necesidad» de la inversión y el volumen de aportaciones percibido en planes anteriores.

A principios de mayo se prevé publicar en el Boletín Oficial de Navarra las resoluciones que recogerán tanto las inversiones incluidas inicialmente en el apartado de Programación Local como las inversiones en lista de reserva. Desde esa fecha, las entidades beneficiarias dispondrán de 4 meses para presentar la documentación necesaria y proceder así a su inclusión definitiva en la programación.

Las 54 localidades en las que se desarrollarán estas obras de redes de abastecimiento, saneamiento, pluviales y pavimentación son: Aibar, Alsasua, Espinal, Ayegui, Azagra, Bera, Berbinzana, Buñuel, Burlada, Caparroso, Cárcar, Carcastillo, Cascante, Cáseda, Castejón, Cintruénigo, Corella, Eraul, Etxarren, Ezcabarte, Falces, Funes, Gabarderal, Villanueva de Aezkoa, Huarte, Larraga, Larrión, Legasa, Lerín, Lesaka, Lodosa, Lumbier, Mendigorría, Milagro, Murchante, Noáin, Oiz, Ollo, Oteiza, Pamplona, Peralta, Pitillas, Puente La Reina, Ribaforada, San Adrián, Sangüesa, Santacara, Sarasibar, Sartaguda, Tafalla, Tudela, Unzu, Ustés y Viana.

Respecto a los proyectos incluidos provisionalmente en el PIL, las obras de mayor aportación prevista se corresponden con la reurbanización de ocho calles del barrio de la Txantrea de Pamplona; la renovación de seis calles en Cintruénigo y las obras de la calle Almenara y sus adyacentes en Tudela.

Asimismo, les siguen actuaciones destacadas en Bera (renovación de redes y pavimentación en el barrio Kanttoberri); Corella (dos actuaciones para renovar, por un lado, las calles Moral, Olite, Estella y Gipuzkoa y, por otro lado, la urbanización Mercedarias); Carcastillo (trabajos sobre las calles Sancho El Fuerte, Saso y Santa Cruz); Lerín (adecuación de las calles Navarra, Barranco Nuevo, Sodillo y Maestros Organeros); Caparroso (obras de la plaza Santa Fe y las calles Virgen del Soto, San Marcos y López-Portillo); Ustés (renovación en el casco urbano); Noáin (adecuación de la plaza San Miguel); Lodosa (segunda fase de rehabilitación del barrio La Cava de Lodosa); Castejón (renovación de redes y pavimentación de la calle Raimundo Lanas); Alsasua (conducción desde el depósito hasta el casco urbano) o Tafalla (renovación de las calles Berbinzana y Mendigorria).

TRAMITACIÓN Y GESTIÓN

El PIL incorpora diversas novedades de flexibilización procedimental para «facilitar una mayor agilidad y simplificación administrativa» de estos proyectos. De esta manera, se adelantará y se incrementará el abono inicial, que hasta ahora se hacía con la remisión por parte de las entidades locales del acta de inicio de obra, y ahora se realizará en el momento de la inclusión definitiva del proyecto con un abono del 65% de la aportación económica correspondiente.

Asimismo, se ha sustituido la exigencia de planes financieros aprobados por cada pleno municipal por una declaración responsable sobre la viabilidad de la inversión, además de posibilitar el inicio de obras antes de su inclusión definitiva entre los proyectos admitidos.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.