Un total de 2.664 empresas navarras, beneficiarias de la ayuda del Gobierno foral por el aumento del coste de la energía

PAMPLONA, 5 (EUROPA PRESS)

Un total de 3.260 empresas navarras de todos los sectores presentaron la solicitud para recibir la ayuda al sobrecoste energético y así financiar el incremento del coste de suministros facturados entre el 1 de febrero y el 30 de septiembre de 2022 respecto del mismo periodo del año anterior. De ese número total de solicitudes, 3.086 son válidas: 2.664 (86,3%) fueron aceptadas y 422 denegadas (13,7%). Las 174 solicitudes restantes fueron anuladas en el trámite de solicitud.

Según ha informado el Gobierno, 7 empresas o grupos de empresas han accedido a la ayuda máxima prevista en las bases reguladoras de 500.000 euros después de haber sido sometidas al prorrateo. El resultado final ha sido una ayuda del 7,6% del sobrecoste declarado.

DISTRIBUCIÓN DE AYUDAS POR SECTORES DE ACTIVIDAD

Entre las empresas solicitantes, el Ejecutivo destaca que el mayor número de solicitudes corresponden a los sectores de Hostelería, con el 29%, seguido de la Industria Manufacturera con el 28% y, en tercer lugar, el Comercio con el 19%.

Por su parte, en cuanto a la distribución de las ayudas destaca la Industria Manufacturera como destinataria del 82% de las ayudas, siendo éste el sector que mayor sobrecoste energético ha soportado. Le siguen el sector del Comercio que ha recibido el 4% y la Hostelería el 3% de la dotación económica de la convocatoria.

Dentro de las empresas englobadas bajo el epígrafe de Industria Manufacturera, el subsector de la Industria de la alimentación y bebidas, recibió el 27% de la subvención, seguido del de la Industria del Papel el 17%, y de la Fabricación de otros productos minerales no metálicos, el 14%.

Para el cálculo de la ayuda se ha tenido en cuenta las facturas de todos los suministros contratados a nombre del solicitante y que correspondiese a establecimientos permanentes en Navarra. El sobrecoste sufrido debería ser de al menos 2.000 euros y si el solicitante ha vendido energía eléctrica producida a partir de cogeneración con gas natural o de origen fotovoltaico o eólico, estos importes de la energía eléctrica vendida se restarán de los valores de gasto energético.

Cuando la actividad empresarial se realizase en un domicilio residencial, solo se subvencionarán las facturas siempre y cuando los consumos estén diferenciados con contadores independientes de la vivienda. Finalmente, no serán subvencionables los consumos energéticos domésticos, ha indicado el Gobierno.

«Estas ayudas eran necesarias y se han planteado fruto del diálogo con el tejido empresarial a la vista del impacto de la guerra entre Ucrania y Rusia en todos los sectores de actividad económica», ha declarado Irujo.

«Tal y como avanzamos en la presentación de estas ayudas el pasado noviembre el objetivo de esta convocatoria era que las ayudas lleguen a las empresas lo antes posible», ha añadido.

En este sentido, se ha aprobado la Resolución nº984/2022 de concesión y abono de la directora general de Política Empresarial, Internacionalización y Trabajo, el pasado 30 de diciembre y las subvenciones han sido abonadas a las empresas esta semana.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.