Un 18% de los navarros ha tenido problemas con su seguro

PAMPLONA, 26 (EUROPA PRESS)

Un 18% de las personas han tenido problemas con su seguro, según revela una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que ha recomendado «revisar detenidamente las condiciones de la póliza antes de contratar y conservarlas ante cualquier problema».

El conflicto más frecuente suele estar relacionado con la falta de cobertura del seguro -47% de los que han tenido algún problema-. Buena parte de las personas que acuden a Irache por estos problemas están molestas porque el seguro no ha cubierto un siniestro que creían que estaba incluido en la cobertura.

En lo que se refiere a los seguros de coche, ha habido personas que han tenido que pagar la reparación de su vehículo «o porque el conductor no constaba en la póliza tras un accidente en el extranjero, por ejemplo». En seguros de hogar, especialmente en fugas de agua, «algunos seguros alegan que hay una falta de mantenimiento de las canalizaciones y no pagan el arreglo de la filtración o dicen que es responsabilidad de la comunidad de vecinos». En los seguros de salud, «las enfermedades preexistentes suelen ser el argumento más habitual para no cubrir», explica en una nota la asociación.

El siguiente problema que manifiestan los consumidores con el seguro -20%- es que no les han pagado una indemnización «adecuada». Si se quiere rebatir la oferta del seguro, «puede que el cliente tenga que contratar un peritaje por su cuenta, con el coste que tiene y la demora en la solución del problema que suele suponer».

En ocasiones, la baja oferta económica se explica en parte porque en la póliza se establecen limitaciones por algunos conceptos, como los daños estéticos de las casas.

Otro conflicto habitual es la depreciación que aplica el seguro a la hora de reponer algún objeto dañado. «La depreciación se da especialmente cuando un coche sufre un accidente y lo declaran siniestro total; lo habitual es que el seguro ofrezca un precio bastante más bajo que lo que esperaba el consumidor debido a los años que tiene el vehículo y la depreciación que ha sufrido desde su compra. También se suele dar una fuerte depreciación con elementos de casa, como ventanas, mobiliario o puertas, donde la indemnización que ofrece el seguro no da para reponer un bien de las mismas características», apunta Irache.

FALTA DE INFORMACIÓN Y SUBIDA DE LA PRIMA

Otra causa de problemas con el seguro es que el consumidor considera que no le han dado la información suficiente -12%-. Generalmente, el cliente echa en falta una mayor información sobre las condiciones y coberturas de las pólizas «y se suelen dar cuenta de esta circunstancia cuando la repuesta del seguro tras un siniestro no es la esperada». También algunas quejas vienen por la «falta de orientación en los pasos a dar tras sufrir un siniestro o la demora en enviar peritos o técnicos para solucionar la situación».

El cuarto motivo de conflicto con los seguros -7%- es la subida de la prima sin el consentimiento del cliente. «En principio, la compañía tiene que advertir al cliente por escrito y con dos meses de antelación sobre cualquier encarecimiento de la prima no contemplado en la póliza. El consumidor puede abandonar la compañía o asumir la subida, que se entenderá por aceptada si el tomador no transmite su oposición», explica la asociación.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.