Reclaman la implantación de la figura del coordinador de bienestar en los centros educativos de Navarra

El sector de Enseñanza de la Federación de Servicios Públicos de UGT de Navarra ha reclamado al departamento de Educación que aborde la implantación y reconocimiento de la figura de coordinador de bienestar en los centros educativos de la Comunidad foral.

La responsable de Enseñanza del sindicato, María José Anaut, considera de «enorme importancia» la creación de esta figura, una reivindicación, ha expuesto, que desde el comienzo de curso UGT ha llevado al Consejo Escolar de Navarra, el Comité de Seguridad y Salud y también a la Mesa Sectorial de Educación.

A juicio de Anaut, «es imprescindible dotar de más recursos humanos a cada centro» y, en este sentido, plantea la necesidad de «establecer de forma clara cuál es el perfil que debe cumplir la persona que desempeñe esta labor con rigor y garantías, concretando la normativa básica y dotando de una financiación suficiente a los centros educativos».

«El aumento de las necesidades es evidente y de origen multifactorial, muchas de ellas provenientes del malestar emocional generado en la pandemia», sostiene la responsable de Enseñanza de UGT de Navarra.

En concreto, Anaut propone la contratación de profesionales que se ocupen específicamente de la tarea de coordinador de bienestar. Por su parte, si se da el caso de que esta función recaiga en personal docente del centro, reclama que éste tenga reducción suficiente de horario lectivo o dedicación plena a este cometido y que le sea asignado el complemento retributivo correspondiente.

Para la representante de UGT, «hay varios perfiles profesionales que podrían desarrollar esta labor con garantía como el profesorado de la especialidad de servicios a la comunidad, vinculado a los departamentos de orientación».

Asimismo, defiende que «es imprescindible reforzar los departamentos de orientación y los equipos de orientación educativa y psicopedagógica, actualmente infradotados, ya que tendrán que trabajar estrechamente con el coordinador de bienestar y protección; así como establecer un plan de formación y sensibilización para que toda la comunidad educativa se sienta implicada activamente en esas tareas».

Anaut argumenta que esta nueva figura es necesaria para «poder responder a los desafíos a los que tienen que hacer frente los centros educativos en la actualidad», puesto que «cada vez se hace más evidente la distancia entre las necesidades y exigencias en los centros educativos y la normativa que regula su funcionamiento y organización».

«Sin ir más lejos de este pasado mes de septiembre hemos recibido numerosas quejas dada la alta dedicación que ha requerido actualizar la documentación docente con la nueva normativa, a lo que se ha unido el que cada vez se adelante más el comienzo de curso escolar, propiciando una sobrecarga de trabajo desde el inicio del curso», advierte.

En su opinión, «es inaceptable que se pueda poner en marcha una medida tan necesaria sin ofrecer los medios ni dotar de recursos a los centros educativos». «Entendemos que dado que la norma que ha creado esta figura y le ha asignado sus funciones es de carácter básico, el Departamento de Educación debería hacer una apuesta clara para incorporar ya esta nueva figura. Por tanto, exigimos su inmediata implantación», concluye.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.