UGT dice que la subida salarial para los funcionarios «amortigua de manera realista los efectos de la inflación»

PAMPLONA, 10 (EUROPA PRESS)

La Federación de Servicios Públicos de UGT de Navarra considera que la subida salarial acordada para el personal funcionario de las administraciones públicas «amortigua de manera razonablemente realista los efectos de la inflación y su repercusión en el poder adquisitivo de tres millones de empleados públicos en el país».

El sindicato ha indicado, en un comunicado, que «se ha fijado una subida salarial del 9,5% entre 2022 y 2024 para el personal funcionario». «El 8% de este incremento tiene carácter fijo, siendo el 1,5% variable. Como se sabe, en enero de 2022 se aplicó al personal de las administraciones públicas una subida salarial del 2%», ha añadido.

En este sentido, la Federación de Servicios Públicos ha señalado que en base al acuerdo firmado la pasada semana con el Gobierno central, las retribuciones de los empleados públicos se incrementarán a partir del próximo mes de enero de 2023 en un 4% fijo, quedando otras dos subidas variables, del 0,5% cada una, sujetas a la evolución de la economía.

Según detalla el sindicato, «el referido 4% se distribuye de la siguiente manera: de una parte, se aplicará un incremento consolidable del 1,5% con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre de dicho año (que se abonará en una paga adicional correspondiente a 2022)». «A ello se añadirá una subida fija del 2,5% con efecto desde el 1 de enero de 2023», ha comentado.

Las dos subidas variables de 2023, ha agregado, quedan de la siguiente manera: un 0,5% se aplicará si el IPC armonizado de 2022 y 2023 supera el 6%; y el otro 0,5% se vincula a que el PIB supere el 5,9%. Ambas tienen carácter retroactivo y consolidable.

Finalmente, en 2024 se aplicará una subida fija del 2%, quedando un 0,5% pendiente de si el incremento del IPC armonizado de 2022, 2023 y 2024 supera el 8% (también con carácter retroactivo y consolidable).

«Todos somos conscientes del contexto de incertidumbre económica en que nos encontramos, por ello, desde UGT entendemos que con este acuerdo se amortiguan de manera razonablemente realista los efectos de la inflación y su repercusión en el poder adquisitivo de los empleados públicos», destaca el sindicato.

Igualmente, la Federación de Servicios Públicos valora positivamente la revisión de la subida salarial de 2022 y el abono de la correspondiente paga con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022.

Además, el sindicato resalta que «en el marco de este acuerdo se negociarán también aspectos tan importantes como la introducción en la administración del contrato de relevo, la aplicación de los días denominados canosos en la Administración Foral o la puesta en marcha inmediata del teletrabajo».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.