UCAN pide al ministro Planas que incluya a las cooperativas agroalimentarias en las ayudas para afrontar la sequía

Planas ha destacado en la reunión «el compromiso del Gobierno por fomentar el cooperativismo y la igualdad en el sector agrario»

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN), Esther Burgui, ha pedido este viernes al ministro de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, Luis Planas, que incluya a las cooperativas agroalimentarias en las ayudas para afrontar la sequía «como organizaciones creadas por los agricultores y ganaderos e imprescindibles para que puedan seguir desarrollando su actividad productora de forma estructurada y competitiva».

Así lo ha trasladado en una reunión mantenida en Pamplona en la que también han participado la presidenta de Navarra, María Chivite, y la directora-gerente de UCAN, Eva Aoiz. En la reunión, los principales temas tratados han sido «la grave sequía, los cambios en la PAC y las obligaciones derivadas del Cuaderno Digital de Explotación, la integración cooperativa y la Ley de la Cadena Alimentaria».

Según han informado desde UCAN en un comunicado, las cooperativas agroalimentarias «se están viendo afectadas directamente» por la sequía que sufren los ganaderos y agricultores que forman parte de las mismas porque, «al no tener productos que comercializar, no pueden hacer frente a unos costes fijos crecientes, así como a los suministros de insumos, adelantos financieros y otros servicios que proporcionan a sus socias y socios».

Esto, a su juicio, «va a tener un fuerte impacto en las personas productoras de alimentos y en la actividad y la vida en áreas rurales donde, en muchas ocasiones, la cooperativa es la principal industria si no la única». En este sentido, Esther Burgui ha trasladado algunas «ideas concretas» al ministro que «podrían ayudar a las cooperativas a paliar esta situación».

En primer lugar, ha solicitado «ayudas para lucro cesante generado por la sequía, flexibilizando aspectos relacionados con el empleo». También se ha demandado la «flexibilización» en las condiciones de los contratos de comercialización firmados con la industria alimentaria y las OPFH (Organización de Productores de Frutas y Hortalizas) desde principios de año, «que por razones de fuerza mayor como la sequía, ajenas a la cooperativa y a sus socios y socias, no van a poder cumplirse».

Otra «gran preocupación» que UCAN ha podido trasladar al ministro ha sido los cambios de la PAC, y más concretamente, «las dificultades en la aplicación del CUE» (Cuaderno Digital de Explotación). El CUE, según han señalado, «supone un proceso de digitalización, que, si bien supone un importante avance, se ha planteado de una manera enormemente ambiciosa, y su aplicación durante los plazos establecidos está resultando muy compleja para las personas que trabajan en el sector agrario».

En este sentido, desde UCAN se ha solicitado al Ministerio de Agricultura que se establezca un periodo transitorio. Burgui también ha trasladado la «importancia, en una etapa de fuerte transformación en el sector, de facilitar que la integración de cooperativas que se encuentren en localidades cercanas, evitando así la excesiva fragmentación».

Además, la reunión también ha servido para solicitar al ministro Planas ayudas para esta integración cooperativa, «proceso muy complejo que sin embargo permitiría a las cooperativas generar economía de escala, ser más competitivas y ofrecer más y mejores servicios». Una forma de contribuir a las mismas sería que «recursos que no terminan de llegar de forma adecuada al sector, como son el PERTE Agroalimentario o las ayudas Next Generation, se orienten a la integración cooperativa».

La Ley de la Cadena Alimentaria se modificó a finales de 2021 «para que fuera una herramienta de protección para los agricultores y ganaderos, al ser el primer eslabón del proceso que va de la producción al consumidor final y ser sobre los que repercuten todos los ajustes económicos que hay a lo largo de la cadena». Sin embargo, según UCAN, esta ley «ha generado un sistema tan complejo que está complicando la actividad de las y los agricultores y ganaderos y que dificulta el funcionamiento de las cooperativas de las que son socias y socios».

PLANAS REITERA SU COMPROMISO CON LA IGUALDAD EN EL SECTOR AGRARIO

Por su parte, Planas, ha destacado en la reunión «el compromiso del Gobierno por fomentar el cooperativismo y la igualdad en el sector». El ministro ha enfatizado que las cooperativas «son empresas ligadas al mundo rural que apuestan por la agricultura profesional y familiar; un modelo que cuenta con el respaldo del ministerio».

Según ha manifestado, «gracias al trabajo del Gobierno de España, la nueva Política Agraria Común (PAC) incluye, por primera vez, la perspectiva de género entre sus objetivos». En España, el plan estratégico 2023-2027 «apoya el trabajo de agricultoras y ganaderas, que verán incrementado en un 15 % el pago complementario para jóvenes».

Ha señalado también la apuesta por el relevo generacional, que cuenta con una línea específica en la PAC. Así, «los jóvenes recibirán más de 220 millones de euros anuales, la mayor cifra destinada a este objetivo en los 60 años de historia de la PAC, y dispondrán de programas para impulsar la primera instalación».

Planas ha remarcado que la nueva PAC, «más justa, más social, más igualitaria y con mayor ambición medioambiental», se basa en «tres pilares fundamentales: el apoyo a jóvenes y mujeres, el impulso de la innovación y la digitalización, así como las inversiones en regadío sostenible».

El ministro ha subrayado «el compromiso del Gobierno por el regadío sostenible y eficiente como uno de los principales elementos de dinamización del medio rural». Hasta 2027, la inversión para modernizar y transformar los regadíos en España sumará 2.130 millones de euros.

Ayer por la tarde el ministro se reunió con la Comunidad de Regantes de Viana, cuyo proyecto de modernización y consolidación de regadíos está incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Con un presupuesto de más de 13 millones de euros, las actuaciones se realizarán sobre más de mil hectáreas y beneficiarán a 366 regantes.

Este proyecto «modernizará las redes de distribución y se construirán una planta fotovoltaica y dos balsas». Además, se incorporarán sistemas de telecontrol y nuevas tecnologías para optimizar el riego.

En el encuentro con la presidenta, Planas ha repasado, además, las ayudas que han percibido los agricultores y ganaderos navarros en las distintas líneas habilitadas por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania. Así, unos 7.000 beneficiarios han recibido más de 13,5 millones de euros.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.