Siete jóvenes realizan una residencia artística en Ezprogui en la que experimentar con formas de arte colaborativo

Se alojan en el refugio juvenil de Guetadar y los trabajos formarán parte de una publicación que se presentará en mayo de 2023

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

Siete jóvenes navarros están desarrollando durante las dos últimas semanas de septiembre una residencia artística en el refugio juvenil de Guetadar, en Ezprogui, en la que establecerán un diálogo con el entorno y el valle de La Bizkaia, y experimentarán con formas de arte colaborativo, intercambiando prácticas y saberes.

Según ha informado el Gobierno de Navarra en nota de prensa, se trata del tercero de los proyectos que resultó ganador de los Presupuestos Participativos del Instituto Navarro de Juventud (INJ) en 2022, impulsado por el colectivo a(e), formado por los artistas Iñigo Villafranca y Guillermo Collado.

Los siete artistas seleccionadas para llevar a cabo esta residencia han sido Katixa Goldarazena, Adrián Campos, Patricia Echegaray, Esther Merinero, Inés Miño, Andrea Muniáin y Javier Ozcoidi.

Las 14 propuestas recibidas fueron valoradas y consensuadas por el colectivo a(e), y personal técnico del INJ. Hasta el 2 de octubre, los artistas residentes trabajarán sobre sus proyectos acompañados por los responsables del colectivo a(e), Villafranca y Collado.

Estos tienen que relacionarse de alguna manera con el contexto o las temáticas de Ezprogui. Durante este tiempo, el INJ y a(e) ofrecerán a los artistas residentes alojamiento, manutención completa, ayuda para el transporte y gastos de producción.

Posteriormente, el registro de estas dos semanas y los trabajos resultantes formarán parte de una publicación que se presentará en mayo de 2023, así como de una exposición colectiva que reunirá el trabajo de todas las artistas residentes en 2022. Hasta ese momento, las personas interesadas pueden acercarse al avance de los trabajos en las redes sociales del proyecto, @ezprogui.

EXPLORACIÓN DE LO RURAL Y EL TERRITORIO

Durante esta semana, los artistas han trabajado sobre el marco conceptual de sus propuestas. Entre la temática, predomina la exploración de lo rural y el territorio «en un sentido amplio», ya que esta era una premisa para concurrir a la residencia.

No obstante, cada persona está indagando sobre campos «más concretos dentro de esta línea», tales como la agencia humana en el medio rural, la memoria, la ecología política, o el abandono y la despoblación, entre otros.

De esta manera, se busca también impulsar prácticas que emancipen el arte contemporáneo de su hegemonía urbana, colaborando a descentralizar la cultura más allá de Pamplona e impulsando la producción artística desde el ámbito rural.

En este sentido, la presencia en la finca de experimentación forestal de Sabaiza, lugar donde se sitúa el refugio juvenil, es un «aliciente» para hacer un ejercicio de conocimiento situado sobre las problemáticas que atraviesan las realidades rurales.

Las propuestas recibidas se seleccionaron de acuerdo a los siguientes criterios de valoración: la calidad y viabilidad de la propuesta; la vinculación de la misma al territorio y la temática general de Ezprogui; y la complementariedad con el resto de propuestas seleccionadas, de manera que pueda darse el intercambio de prácticas y saberes, abriendo oportunidades de colaboración que se extiendan más allá de la propia residencia.

La convocatoria estaba dirigida a toda la comunidad artística joven navarra de cualquier disciplina, con cinco plazas reservadas a personas jóvenes nacidas o empadronadas en Navarra, y las otras dos abiertas a personas de otras edades y procedencias.

TALKA Y NATURA EZKABA ATARRABIA, LOS OTROS PROYECTOS SELECCIONADOS

Se trata de la quinta edición del programa Presupuestos Participativos, a la que el Instituto Navarro de la Juventud dedica una partida de 30.000 euros para ejecutar de forma participada junto a los jóvenes de Navarra.

Elegidos mediante votación popular, los otros dos proyectos que más votos obtuvieron fueron Proyecto TALKA y Proyecto Medioambiental Natura Ezkaba Atarrabia.

El proyecto TALKA tuvo lugar en Tafalla durante la semana del 27 de junio al 3 de julio, y consistió en actividades dirigidas a la juventud. Un proyecto que surgió de un grupo de jóvenes generado del curso de monitores y monitoras de ocio y tiempo libre impartido por la escuela de tiempo libre Urtxintxa, y que se ha llevado a cabo con la colaboración de La Kolasa, oficina de información juvenil del Ayuntamiento de Tafalla.

Por su parte, el Proyecto Medioambiental Natura Ezkaba Atarrabia, propuesto por el Grupo Scout san Andrés de la localidad de Villava, realizó diferentes actuaciones de mejora y accesibilidad en este espacio natural con el fin de recuperar y reconectar el monte Ezkaba con Villava. El campo de trabajo tuvo lugar durante la primera quincena del mes de agosto y las labores de acondicionamiento se llevaron a cabo por una veintena de jóvenes.

Los Presupuestos Participativos son una de las herramientas de participación que posibilitan la implicación de la ciudadanía en todos los niveles de desarrollo de un proyecto o de una política pública; desde la definición hasta la evaluación del mismo a través de la gestión compartida de una cuantía determinada del presupuesto.

Cada una de las propuestas objeto del gasto de este presupuesto participativo deben fomentar la participación, formación, cultura, igualdad, tener carácter social y estar dirigidas a toda la comunidad joven. El presupuesto de ejecución de cada uno de los proyectos seleccionados no debe superar la cuantía máxima de 9.500 euros.

Además, las personas o entidades que proponen el proyecto debe asumir también su compromiso de participar en su desarrollo y ejecución, formando parte de la comisión de seguimiento y evaluación de dicho proyecto.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.