Sayas y García Adanero anuncian enmienda a los totalidad de los PGE por considerar que «castigan a Navarra»

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

Los diputados navarros Sergio Sayas y Carlos García Adanero han presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 porque consideran «que son injustos con Navarra en materia de inversiones; parten de un escenario macroeconómico irreal; comprometen el presente y el futuro de España y son opacos en la gestión de los fondos europeos».

Dividida en cuatro epígrafes, la enmienda presentada por los diputados navarros hace hincapié en las inversiones recogidas para Navarra que consideran «escasas y muy debajo de los que nos correspondería por habitante».

«Navarra tan sólo recibe un 0,8% del total previsto para las Comunidades Autónomas, muy por debajo del 1,4 que le correspondería teniendo en cuenta el criterio de población», han indicado los diputados, para añadir que «si analizáramos las inversiones en Navarra con una perspectiva más amplia, podemos observar que la inversión del Estado en Navarra en los últimos años ha decrecido en lugar de aumentar».

A su juicio, el problema no queda ahí sino que «es todavía peor» ya que «las cifras que se recogen en los presupuestos para nuestra Comunidad presentan un porcentaje muy alto de inejecución». Han hablado así de las obras del Tren de Alta Velocidad, que, «con una inversión prevista para el ejercicio corriente de 52 millones de euros, en septiembre de 2022 apenas se habían ejecutado 17,81 millones de euros, es decir, que, a menos de 4 meses de acabar el ejercicio, tan sólo el 34% de la inversión prevista se ha ejecutado».

La enmienda presentada recoge también ejemplos de «inejecución» relativos al Canal de Navarra y a otras infraestructuras con carácter vertebrador para la comunidad foral.

Asimismo, la enmienda presentada por los diputados navarros critica que «la previsión de crecimiento económico ofrecida por el Gobierno de España en el cuadro macroeconómico (2,1% del PIB) está completamente alejada de la realidad, en total falta de sintonía con el resto de previsiones realizadas por organismos públicos y privados referentes en materia económica y completamente despegada del elemental principio de prudencia que debe regir la elaboración de la cuentas públicas, máxime en un momento de incertidumbre como el que estamos atravesando».

Además, han manifestado que las cuentas públicas «proponen un aumento del gasto público sin precedentes y someten a los españoles a una presión fiscal también sin precedentes».

«Si finalmente, y tal como recogen todos los organismos públicos y privados de referencia, la evolución económica distara mucho de la prevista por el Gobierno, la ejecución del gasto contemplado en este presupuesto nos abocaría a una cifra mucho más elevada del déficit público y a un incremento de la deuda que sólo provocaría más daño a las familias y a las empresas que redundaría en un deterioro mayor de la imagen de solvencia de España y que acabaría traduciéndose en un mayor coste de la financiación de la deuda tanto pública como privada», han expuesto.

Resulta, por tanto, a juicio de Sayas y Adanero «temerario desoír las previsiones de los organismos más fiables y optar por un camino de irresponsabilidad que tendrá graves consecuencias económicas y sociales a corto, medio y largo plazo».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.