SATSE de Navarra traslada a Salud el «malestar» en enfermería por «la falta de compromiso y de acciones»

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, se reunió este lunes con el departamento de Salud del Gobierno foral para trasladar el «malestar» que existe en el colectivo enfermero por «la falta de compromiso, empatía y acciones que demuestren un interés real en empoderar a la profesión enfermera».

SATSE ha explicado que, en la reunión, trasladó que «ni en esta legislatura ni en anteriores, ha habido una apuesta por la enfermería que haya pasado del papel a los hechos, abusando de la responsabilidad de las enfermeras y de la propia normativa y forzando las jornadas a niveles inviables». «Así lo están trasladando al sindicato enfermeras de prácticamente cualquier ámbito, como también lo están haciendo los fisioterapeutas, a través de una encuesta realizada por SATSE, con cientos de respuestas recibidas en cuestión de días», ha indicado en una nota.

En este contexto, representantes de SATSE han advertido de que, «a estas alturas, ni sirven ni son eficaces los parches habituales, que es necesario un cambio estructural profundo en el sistema sanitario donde condiciones laborales, profesionales y económicas sean proporcionales, equitativas e igualitarias, y esto supone un cambio específico en cuanto a tiempos de trabajo, retribuciones, ratios, agendas, etc.».

«Cambios profundos que requieren de una administración que piense a largo plazo, sin intereses partidistas y sin miedo a presiones tradicionales, algo que, en estos momentos, a tres meses de las elecciones, es inviable, tal y como reconoció el director de Salud, de forma muy políticamente correcta», ha señalado el sindicato.

SATSE transmitió también que «este Gobierno no ha tenido presente a la enfermería en toda la legislatura, ni ha trabajado para que los foros y mesas de negociación, donde los sindicatos profesionales sanitarios tienen representación, funcionen para lo que fueron concebidas». «Sino más bien, todo lo contrario, foros como la Mesa Sectorial de Salud se pervirtieron en la legislatura anterior entre despachos, convirtiendo su labor a mero tablón de anuncios, y en favor de una Mesa General de Función Pública donde lo relativo enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas tiene nula prioridad», ha indicado.

A su juicio, «esta forma de trabajar que ya se ha asentado y hecho estructural entorpece e, incluso, anula, la labor sindical de las organizaciones que representan realmente a los profesionales sanitarios y, a su vez vulnera de forma drástica el derecho de los trabajadores representados».

En este sentido, SATSE ha recordado que el departamento de Salud tiene «la obligación y deber moral de corregir todos los agravios existentes, denunciados en numerosas ocasiones, así como evitar generar otros nuevos a raíz de negociaciones o cesiones a terceros, debiendo hacer extensible cada mejora planteada a cualquier profesional que cumpla los mismos criterios de sobrecarga, cupos, módulos, riesgos, etc.».

Por otro lado, quiso poner sobre la mesa «la dejadez en la resolución de los procesos laborales, donde convocatorias y resoluciones no sólo salen con una demora absolutamente injustificada, sino que además salen siempre con errores, falta de información, criterios de elección arbitrariamente diferentes, etc que afectan al futuro de los y las aspirantes, y que es un ejemplo directo de desprecio al personal».

También criticó «la escasez de plazas en las OPEs de especialidades, así como el desarrollo, implantación y creación de plazas de aquellas que no están en Navarra, como Pediatría y Familia y Comunitaria, convirtiendo Navarra en formadora de especialistas para otras comunidades, otro hecho claro de la falta de compromiso a lo largo de los años».

SATSE también reprochó a la consejera de Salud que, «si bien no entra directamente en sus competencias, sí podía haber presionado y elevado la vergonzante situación de Navarra en cuanto a la clasificación que la administración hace de su plantilla (nivel B en el caso de Enfermería), siendo la única comunidad en el Estado que no ha aplicado el Plan Bolonia en el acceso a la función pública, y sigue clasificando a los graduados de Enfermería o de Fisioterapia como diplomados». «Un plan de estudios que lleva 15 años obsoleto al igualarse la inmensa mayoría de estudios a 240 créditos», ha dicho.

«Por ello, exigimos que promuevan, como parte del Gobierno de Navarra, la implantación del Plan Bolonia en la administración pública. Y, lo que, es más, dejemos de ser la vergüenza de Estado y conviertan a Navarra como pionera en la clasificación de la Enfermería y la Fisioterapia en el Grupo A, sin subgrupos de ningún tipo», han expuesto.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.