Salud renueva los contratos de cerca de 400 profesionales de refuerzo hasta el final del verano

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS)

El Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea (SNS-O) va a prorrogar hasta final del verano los contratos de cerca de 400 profesionales de refuerzo para atender las necesidades sanitarias del periodo estival.

La medida del Departamento de Salud supone una inversión de 2 millones de euros y se complementa con otras acciones dentro de la política de búsqueda activa de profesionales adaptada a la situación de las distintas zonas básicas, así como otras sinergias como la finalización de las incorporaciones de los 107 médicos de familia y 34 pediatras de la última OPE o las convocatorias ligadas al proceso de estabilización.

Así lo ha explicado la consejera de Salud, Santos Induráin, en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, quien ha destacado que la renovación de estos profesionales hasta el 30 de septiembre «va a facilitar vacaciones, sustituciones y va a permitir cubrir otras incidencias para mantener la actividad estructural en hospitales y centros de salud».

En paralelo, por otro lado, se avanza en la implantación del Plan de Acción de Primaria, que prevé la consolidación de 157 profesionales adicionales con una incorporación escalonada según estamentos (enfermería, TCAEs, administrativos, fisioterapeutas, psicólogos…). Este afianzamiento de puestos ya supera el centenar.

Esta medida es complementaria a la política activa de búsqueda de contratación de personal sanitario que se realiza desde cada zona básica y equipos sanitario en coordinación con las gerencias de las Áreas de Pamplona / Tudela, Tudela y Estella y los servicios centrales del SNS-O.

AUMENTO DE UN 40% DE LA FORMACIÓN

Con respecto a la formación, el Ejecutivo foral ha señalado en un comunicado que, tras la segunda convocatoria habilitada por el Ministerio de Sanidad, 150 de las 151 plazas MIR de formación existentes en el sistema sanitario navarro fueron cubiertas, 39 de ellas en Primaria. En ese sentido, esta apuesta por la formación se refleja en el incremento del número de plazas públicas ofertadas, que han aumentado en un 40% desde el curso 2018/19. Estas plazas están dirigidas a graduados que entran en la cadena formativa práctica y que les llevará, al cabo de 4 o 5 años, a estar acreditados para ejercer en la red pública.

El SNS-O aspira a «retener al mayor número de ellos» cuando terminan ese periodo y «compensar posibles salidas a otras autonomías con llegadas de MIR formados por otros sistemas sanitarios». «Todo esto corresponde a una estrategia a largo plazo para revertir una situación generada por una planificación no adecuada desde bastantes años atrás y que, por otra parte, es bastante general a nivel estatal según recientes trabajos como el Estudio Oferta-Necesidad de Especialistas 2021-2035», ha afirmado el Gobierno.

Acciones que «forman parte de un abordaje a corto y medio plazo impulsado por el Departamento de Salud de cara a garantizar el servicio público y la asistencia sanitaria en una coyuntura compleja por el déficit estructural de profesionales durante los próximos meses, especialmente sensibles por ser un periodo de descanso para parte de la plantilla y otras circunstancias», ha remarcado.

PROCESO DE ESTABILIZACIÓN

La segunda línea de actuación estratégica consiste en «consolidar» a estos profesionales en puestos fijos con el doble efecto de que los destinos «resulten más atractivos por su estabilidad al tiempo que se garantiza una mayor continuidad de cada profesional en su servicio o centro de salud». El Departamento de Salud ha convocado desde 2019 -una parte de ellas al final de la pasada legislatura- un total de 1.369 plazas mediante Oferta Pública de Empleo de cara a consolidar la plantilla del sistema sanitario público.

Las plazas se encuentran en diferentes fases de su proceso administrativo, aunque se están traduciendo en una incorporación escalonada de quienes han logrado un puesto fijo y afectan a casi todos los estamentos, niveles y zonas geográficas. A día de hoy suponen unos 560 efectivos que ya se han incorporado a sus destinos estables.

En el caso de Atención Primaria, se convocaron 107 puestos de Medicina de Familia y 34 de Pediatría, que se están terminando de ultimar en las diferentes vueltas de llamamientos e incorporaciones. El 90% de los profesionales han tomado posesión de las plazas.

NUEVA OPE DE MEDICINA DE FAMILIA

El Departamento de Salud, a su vez, cuenta en cartera con plazas de otras OPE (reposición, etc..) aprobadas previamente, de las que SNS-O ha decidido priorizar y anticipar 35 de medicina familiar y comunitaria, «acelerando al máximo» los plazos administrativos los próximos meses.

Al mismo tiempo, el SNS-O, en coordinación con todo el Gobierno de Navarra y el Estado, prevé además incrementar la estabilización de personal interino en un amplio proceso (derivado de la Ley 20/2021, de 28 de diciembre) que afecta a toda la Administración, pero en el que los puestos del sistema sanitario son mayoritarios.

La propuesta trasladada a la Mesa General de Negociación del Personal Funcionario y Estatutario de la Comunidad foral y de sus organismos autónomos incluía 3.589 plazas de la Administración, de ellas 1.900 plazas referidas al Departamento de Salud (SNS-O e Instituto Navarro de Salud Pública y Laboral- así como Administración Núcleo).

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.