Salud Pública cree que Navarra puede estar ante «la finalización de la situación pandémica, salvo factores inesperados»

En la última semana la incidencia de infecciones desciende por debajo del umbral epidémico tras 14 meses

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) considera que «salvo que aparezcan nuevos factores inesperados, podemos estar ante la finalización de la situación pandémica en Navarra».

«Esto no significa que el Covid-19 vaya a dejar circular definitivamente, sino que probablemente se incorporará a la lista de infecciones que circulan de forma endémica o en epidemias estacionales», señala el ISPLN en su último informe epidemiológico, el relativo a la semana del 13 al 19 de septiembre.

A juicio de Salud Pública, «no es descartable que el Covid-19 pueda ocasionar ondas en otoño o invierno, pero probablemente tendrán un impacto en la salud progresivamente menor gracias a la alta cobertura vacunal y a la aplicación de otras medidas preventivas por la población».

En este sentido, subraya que en las personas correctamente vacunadas, «el riesgo debido al Covid-19 no es mayor al de otras enfermedades comunes como la gripe». Por el contrario, «las personas adultas que no se han vacunado tienen un riesgo más de 10 veces mayor de presentar formas graves de la enfermedad si llegan a infectarse, y conforme pase el tiempo y las medidas preventivas se relajen, podrían adquirir la infección ante cualquier descuido».

Según recoge el ISPLN en su informe, en la última semana la incidencia de infecciones desciende por debajo del umbral epidémico, tras 14 meses de actividad epidémica ininterrumpida.

Así, a diferencia del primer periodo epidémico del Covid-19 (marzo-abril de 2020), en el que se consiguió la remisión mediante medidas muy estrictas, cuyo efecto se perdió al recuperar la actividad cotidiana, «la finalización de este segundo periodo epidémico se ha conseguido gracias a la vacunación de la población, cuyo efecto es duradero, y al agotamiento de la capacidad de difusión de las sucesivas variantes en nuestro medio».

DESCENSO DEL 44%

En concreto, en la semana del 13 al 19 de septiembre se han confirmado 214 casos por PCR o por antígeno (32 por 100.000 habitantes), lo que supone un descenso del 44% respecto a la semana anterior. La mayor parte del territorio no ha presentado circulación del virus, y los casos se distribuyeron en pocos lugares. Finaliza así un periodo de circulación epidémica del Covid-19 que se ha prolongado desde julio de 2020 durante 14 meses.

Según los datos del informe, desciende marcadamente la incidencia en todos los grupos de edad. En menores de 15 años la tasa es de 64 por 100.000 habitantes y en los restantes grupos de edad es menor de 40 casos por 100.000.

Los casos de transmisión en domicilio explican el 49% de las infecciones, el ámbito social explica el 10% de los casos, y los casos que desconocen el origen de la infección son el 33%. El ámbito laboral se ha asociado con el 2,8% de los casos, el escolar con el 5,6% y el ámbito socio-sanitario con el 1,9%.

La variante Delta es responsable del 99% de los casos, pero su incidencia decreciente indica «signos de agotamiento de su capacidad de difusión en Navarra, sin que haya surgido hasta el momento otra variante que la reemplace».

También desciende en la última semana el número de ingresos hospitalarios por Covid-19, que pasa de 26 a 8, el de ingresos en UCI, que pasa de cinco a uno, y aumentan las defunciones por Covid-19 de dos a ocho, lo que se explica por su presentación tardía.

EFECTIVIDAD DE LA VACUNA

Según indica el ISPLN, la efectividad promedio de las vacunas de Covid-19 en Navarra se estima en el 62% con una dosis y el 73% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos, y en el 80% con una dosis y el 92% con vacunación completa para prevenir ingresos hospitalarios por Covid-19. La efectividad de la vacunación completa para prevenir ingresos en UCI y defunciones supera el 90%.

La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones, incluidas las asintomáticas, es algo inferior: del 55% con vacunación parcial y del 69% con pauta completa.

Por ello, Salud Pública advierte de que los vacunados han de mantener medidas preventivas complementarias para no infectarse y no contagiar.

A este respecto, recuerda que la protección de la vacuna no se alcanza hasta transcurridos 14 días tras completar la pauta y que la relajación excesiva de las medidas preventivas puede contrarrestar la protección que aporta la vacuna.

Desde el comienzo de la vacunación en Navarra se estima que se han prevenido por efecto directo de la vacuna más de 12.500 infecciones sintomáticas, 2.800 ingresos hospitalarios, 310 ingresos en UCI y 1.200 defunciones por Covid-19. A este impacto hay que sumarle el efecto indirecto de reducción de la circulación de coronavirus por la inmunidad de la población.

A juicio del ISPLN, en ausencia de vacunación, «la quinta onda pandémica hubiera tenido un impacto considerablemente mayor en Navarra, o como alternativa, hubieran sido necesarias medidas preventivas mucho más drásticas de reducción de la interacción social y de movilidad».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.