Salud financia desde enero dispositivos de monitorización continua de glucosa tipo flash para diabetes tipo 2

En Navarra se beneficiarán aproximadamente 2.600 personas, que los podrán conseguir, de forma gratuita, en los centros de salud

PAMPLONA, 8 (EUROPA PRESS)

El departamento de Salud del Gobierno de Navarra comenzará en enero de 2023 a financiar, de forma gradual, los dispositivos de monitorización continua de glucosa para pacientes con diabetes tipo 2 insulinodependientes que requieran al menos seis controles de glucemia al día. En Navarra, alrededor de 2.600 pacientes cumplen estos requisitos. Estos sistemas miden los niveles de glucosa en sangre de manera continua.

En la actualidad, se está formando a todos los profesionales de medicina y enfermería de Atención Primaria, fundamentalmente enfermería, para ayudar a extender estos dispositivos porque la gestión de estos pacientes con diabetes tipo 2 se lleva desde los centros de salud.

Ellos serán quienes ofrezcan estos dispositivos a los pacientes que consideren que cumplen los requisitos necesarios: diabetes tipo 2, insulinodependientes, al menos seis controles de glucemia al día y ser personas con capacidad para adquirir el conocimiento necesario para su utilización o bien sus cuidadores.

Se los dispensarán, de forma gratuita, desde el centro de salud. Son dispositivos que hay que renovarlos cada quince días. Se entregan habitualmente una cantidad suficientes para 2 meses y medio, ha informado el Gobierno foral.

Este tipo de dispositivo tipo flash para personas con diabetes 1 están financiados desde hace dos años. Navarra realizará esta financiación de acuerdo a la priorización aprobada por el Consejo Interterritorial de Salud el 7 de octubre de este año.

Así, se comenzará por pacientes con déficit visual, limitaciones funcionales, discapacidad, dependencia o deterioro cognitivo que les limite o impida realizar punciones digitales o reconocer, expresar o actuar ante una situación de hipoglucemia; pacientes con antecedentes de hipoglucemias graves, definidas como las que precisan una atención sanitaria o ayuda de una tercera persona para su resolución (1 episodio o más en los últimos 2 años); pacientes menores de 18 años de edad; y mujeres gestantes o en programación de embarazo.

Se continuará con pacientes que sufran hipoglucemias desapercibidas o de repetición, entendiendo por tales las que se producen al menos 4 veces por semana o cuando tengan un 10% de los valores de las lecturas del glucómetro por debajo de los 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día; pacientes que realicen actividades laborales de riesgo cuyas hipoglucemias puedan provocar una situación de peligro para ellos o para terceras personas.

Para continuar con pacientes que sufran de procesos concomitantes de alta complejidad e inestabilidad clínica que puedan dificultar su control hipoglucémico.

Ya, para finalizar, a lo largo de 2024, se extenderá al resto de pacientes. Estos dispositivos tienen que estar financiados para todos los pacientes tipo 2 insulinodependientes que cumplan los requisitos establecidos, el 31 de diciembre de 2024, según establece el Ministerio de Sanidad.

TIRAS REACTIVAS

Las tiras reactivas que se utilizan para medir la glucosa en sangre se continúan dispensando en los centros de salud, tal y como ya se venía haciendo. La novedad es que a partir de ahora se incluyen en la historia clínica del paciente lo que permitirá una mejor gestión y control por parte de su enfermera.

Más allá de que estos dispositivos están dirigidos a un grupo reducido que tiene que cumplir unos requisitos específicos, el departamento de Salud recuerda que el abordaje de la diabetes es muy amplio, tanto desde el punto de vista preventivo como de tratamiento, que está enfocado a todos y todas las afectadas de diabetes.

A fecha de mayo de este año, el número de pacientes vivos diagnosticados de diabetes en Navarra, era de 42.004 (6,5% de la población total), de los cuales 2.218 (5,5%) corresponden a pacientes diagnosticados de Diabetes Mellitus (DM) tipo 1 y 39.786 (94,7%) de Diabetes Mellitus tipo 2. Los pacientes con diabetes tipo 2 mayores de 40 años representan el 10% de esa población.

El seguimiento de los pacientes diagnosticados de DM1 se lleva a cabo por los servicios hospitalarios de Endocrinología, tanto pediátricos como de adultos, con una sección de Diabetes incluida en el servicio de Endocrinología de adultos del HUN y consultas de Endocrinología de los hospitales Reina Sofía de Tudela y García Orcoyen de Estella, con apoyo de Atención Primaria. La educación diabetológica de este colectivo se lleva a cabo por personal de enfermería de atención hospitalaria.

El seguimiento de los pacientes diagnosticados de DM2 corresponde a Atención Primaria con apoyo de Atención Hospitalaria, tanto de forma presencial como no presencial, para problemas o dudas concretas, en casos protocolizados asociados habitualmente a complicaciones o tratamientos complejos.

Debido a su alta prevalencia, se incluyó como uno de los perfiles de la Estrategia de la Cronicidad de Navarra, con una población diana inicial que incluía a los pacientes con otras dos patologías asociadas de las priorizadas y como perfil propiamente dicho de diabetes a aquellos pacientes con un tiempo de evolución más prolongado o que estuvieran en niveles altos de necesidades asistenciales, ha añadido el Ejecutivo.

La educación diabetológica la lleva a cabo principalmente el personal de enfermería de Atención Primaria, con participación de medicina de familia, con una metodología y contenidos protocolizados, tanto de forma individual como grupal.

Abarca tanto a la forma de afrontar la enfermedad, como a la consecución de actitudes y aptitudes necesarias para el autocuidado del paciente, en dependencia del momento evolutivo, tipo de tratamiento y/o complicaciones de la enfermedad. Se elabora un plan de cuidados, según el diagnóstico enfermero, marcando objetivos y programando intervenciones.

APLICACIÓN DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Por otra parte, los equipos de sistemas de información del Servicio Navarro de Salud (SNS) han desarrollado una aplicación que utiliza la inteligencia artificial como apoyo a la toma de decisiones del personal facultativo del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Navarra (HUN) y de Atención Primaria para la detección de alteraciones de la retina en pacientes diabéticos. De esta forma, se refuerza el vínculo colaborativo entre profesionales de ambos ámbitos y se mejora la eficiencia y la capacidad resolutiva.

La nueva aplicación, denominada NaIA Retinopatía Diabética, que ganó el primer accésit en la edición de este año de los Premios Novartis-IESE a la excelencia operativa en gestión sanitaria 2022, ha sido desarrollada de modo multidisciplinar por la Subdirección de Sistemas de Información del SNS, el Servicio de Oftalmología del HUN y la Dirección General de Telecomunicaciones y Digitalización del Gobierno de Navarra.

La importancia del sistema radica en su aplicación directa en la propia asistencia, más allá del ámbito de la investigación, y en que trabaja sobre los historiales clínicos e imágenes propias, lo que permite una mejora en la eficiencia de la gestión práctica, especialmente la dirigida a personas que padecen diabetes tipo 2, situación en la que se encuentran más de 39.000 personas en Navarra, ha añadido el Gobierno.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.