Salud espera «reconducir» la huelga planteada por el Sindicato Médico y muestra su «voluntad de diálogo»

La consejera de Salud del Gobierno foral, Santos Induráin, ha afirmado que espera «reconducir» la huelga planteada para el mes de febrero por el Sindicato Médico de Navarra y ha reiterado su «voluntad de diálogo» para «reforzar el sistema público de salud, más allá de la situación de huelga».

La consejera ha respondido así durante el pleno de control del Parlamento navarro de este jueves a una pregunta oral formulada por Navarra Suma. Según Induráin, es «comprensible» que en los profesionales «haga mella el sobresfuerzo realizado» durante la pandemia «y que se expresen malestares acumulados en forma de críticas y reivindicaciones laborales y salariales».

A su juicio, el Servicio Navarro de Salud «debe escuchar y canalizar las demandas y necesidades que están planteadas» y que «son coincidentes con propuestas y medidas que estamos adoptando y se prevén adoptar en distintos campos y que estos días estamos trasladado en otros foros».

«Las reivindicaciones de los facultativos que han planteado una huelga a través del sindicato son importantes, pero también las de otros sectores. No se puede obviar la Atención Primaria, que requiere un impulso especial por su carácter de eje vertebrador, pero también están las necesidades de salud mental, investigación, formación…», ha señalado.

Por todo ello, Induráin ha reiterado la «voluntad de diálogo y acuerdo para reforzar el sistema público de salud por parte de este Gobierno, más allá de la situación de huelga planteada, que esperamos reconducir» con una vocación «lo más incluyente pero también lo más realista posible».

Por su parte, la parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola ha trasladado a Induráin que «su Gobierno ha engañado al colectivo médico». «Si no tenían intención de cumplir el acuerdo de fin de huelga que firmaron en 2019, no haberlo firmado», ha criticado.

En este sentido, Ibarrola ha considerado que el Ejecutivo «ha preferido sacar rédito político de una mentira, de acabar con una huelga con compromisos que no han cumplido ni tenían intención de cumplir, tal vez porque su socio preferente, EH Bildu, no les deja, o porque no han entendido el malestar del colectivo». En cuanto a la propuesta planteada por el Gobierno foral, Ibarrola ha subrayado que es «improvisada, no contenta al colectivo y no va a evitar la huelga». «No concreta nada, no aborda lo relevante y siguen con parches», ha afirmado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.