Remírez acusa a Na+ de actuar con «mala fe» en el tema de las mascarillas y dice que «esto no es la Comunidad de Madrid»

PAMPLONA, 31 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha acusado este miércoles a Navarra Suma de actuar con «mala fe» después de que la coalición dijera esta semana que Salud compró 560.000 mascarillas por encima de mercado cuando las de Sodena estaban almacenadas. Según ha manifestado Remírez, «esto no es la Comunidad de Madrid».

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, Remírez ha explicado que hay dos circuitos diferenciados, «uno que provenía del acuerdo entre Sodena, Albyn y la CEN, que estaba destinado al ámbito privado, de las pymes, de cara a garantizar la actividad económica tras la situación de confinamiento y a preservar la prevención de riesgos laborales de los trabajadores; y otro el ámbito, el público, en la actividad del SNS, para proveerse de equipos de protección para atender los servicios públicos y garantizar la protección de los profesionales».

Remírez ha afirmado que «en el ámbito privado el Gobierno de Navarra no actúa y ahí actúa Sodena» y que en el ámbito del SNS sí actúa el Gobierno foral como «comprador directo» a través de recursos presupuestarios. «No hay que confundir los dos ámbitos de actuación», ha sentenciado, para añadir que «las mascarillas fruto del acuerdo de Sodena y la CEN eran solo para utilización de empresas privadas y no estaban a disposición del Gobierno de Navarra».

Según ha afirmado el consejero, «esto lo conoce Navarra Suma y las dos parlamentarias que anunciaron este tema; no hablamos de ignorancia por parte de Navarra Suma sino de una actuación de mala fe por Navarra Suma al tratar de extender sombras de sospecha». «Navarra Suma sabe que esas mascarillas no eran propiedad del Gobierno foral sino fruto del acuerdo entre tres partes», ha añadido.

Remírez ha manifestado así que «vemos ansiedad política por parte de Navarra Suma, sin esperar a que por ejemplo la Cámara de Comptos se pronuncie». «También hay mala fe al tratar de confundir a la ciudadanía cuando son conscientes de los dos circuitos diferenciados y también hay un interés partidista», ha agregado.

En la rueda de prensa, Remírez ha defendido que el Ejecutivo foral «ha tenido proactividad en el control de la actividad y en la transparencia publicando tanto los informes de auditoría como los mecanismos de control por parte del Gobierno de las empresas públicas». «Los órganos de control del Gobierno funcionan y en el caso de las empresas públicas es un control a posteriori porque así lo marca la norma y se ha ejercido», ha dicho.

Según ha dicho, ahora es el momento del trabajo de la Cámara de Comptos, que «por cierto ha avalado el trabajo que ha hecho el servicio de intervención y los servicios del Gobierno de Navarra». También, ha expuesto Remírez, es el momento del ámbito parlamentario, «a raíz de peticiones de información y de las peticiones de comparecencias».

Remírez ha recordado que «Comptos auditó la actividad, la gestión de la pandemia del covid por parte del Gobierno en el año 2020 y avaló la gestión íntegramente con algunos puntos de mejora».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.