¿Qué es lo que más nos duele a los españoles?

La palabra dolor es la que más se repite en las consultas médicas de todo el mundo. Es un síntoma de alarma, un reflejo de que algo no funciona correctamente en el organismo y requiere nuestra atención.

¿Cuáles son las principales causas de dolor?, ¿de qué padecemos los españoles? La respuesta no es muy distinta de la que podríamos encontrar en otros países europeos. Son dolores muy comunes y extendidos en la sociedad occidental, que tienen mucho que ver con el ritmo de vida, los hábitos y el estrés.

  1. Cefaleas

Es la primera causa de visita al médico en España, pero en la mayoría de ocasiones no le prestamos suficiente atención. De hecho, según la Sociedad Española de Neurología, tan solo el 40% de las personas que sufre dolores de cabeza acude al médico. El resto, opta por tomar un analgésico y no analiza el porqué del problema.

El origen de las cefaleas puede ser muy diverso. En muchas ocasiones es de tipo tensional, pero  también puede tener un componente hereditario, como es el caso de las migrañas. Otras veces el dolor de cabeza es un reflejo de otras enfermedades, como las cefaleas relacionadas con problemas visuales o las de tipo neurológico. En cualquier caso, si el dolor de cabeza es recurrente conviene acudir al médico para realizar la evaluación pertinente. Disponer de seguros de salud es muy útil en estos casos, porque se acortan los tiempos de espera y todas las pruebas se realizan con celeridad.

  1. Dolor de espalda

Es otro tipo de dolor muy común entre la población. Se calcula que entre el 60% y el 80% de las personas tiene algún episodio de dolor de espalda a lo largo de su vida.  El más común es el lumbago, que se localiza en la parte inferior de la columna. Es un dolor muy intenso, que en muchas ocasiones puede ser motivo de baja laboral. Se puede producir por algún sobreesfuerzo, por levantar pesos de manera incorrecta o incluso por corrientes de aire.

Otro dolor incapacitante es la ciática, una sensación irradiante que nace a la altura de la nalga y baja por el muslo hasta llegar a la pantorrilla. Generalmente afecta a la pierna derecha. La causa suele ser un pinzamiento en el nervio ciático, situado en la región lumbar.

Tanto en la ciática como en el lumbago el tratamiento conlleva reposo y antiinflamatorios. La aplicación de calor también alivia los síntomas.

  1. Dolor cervical

Un gesto muy común entre las personas, sobre todo las que pasan mucho tiempo frente al ordenador, es el de mover el cuello para descargar la zona cervical. Es un gesto muchas veces mecánico, que refleja la existencia de dolor o malestar.

La cervicalgia, o dolor cervical, es un problema muy extendido entre la población. Su origen puede ser diverso, pero la mayoría de veces está relacionado con la tensión. El estrés hace que los músculos del cuello se agarroten y dificulten el riego sanguíneo. El resultado es dolor en la parte posterior del cuello, que puede ascender hacia la cabeza y originar cefaleas y mareos. La sensación de aturdimiento o de “cabeza embotada” es otra consecuencia de la tensión cervical. El tratamiento pasa por analgésicos, ejercicios para aliviar la rigidez cervical y aplicación de calor.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.