Publicado en el BON el protocolo de intervención ante conductas problemáticas de alumnado con necesidades especiales

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial de Navarra ha publicado este martes 11 de abril la resolución del Departamento de Educación por la que se establece un protocolo de evaluación, análisis e intervención ante conductas problemáticas que conllevan «una grave desregulación» en alumnado con necesidades educativas especiales en la Comunidad Foral de Navarra introduciendo instrumentos que «regulan y orientan la intervención de los profesionales de la forma más eficaz y segura posible».

Este protocolo tiene como objetivo fundamental «articular y mejorar las prácticas que se asocian al manejo de conductas que se describen como gravemente problemáticas, conductas que pueden afectar negativamente a lo largo de la escolarización del alumnado a su desarrollo personal y a sus oportunidades de acceso, presencia, participación o aprendizaje en el medio escolar, social y familiar, así como a la convivencia en el centro y al ejercicio de los derechos básicos de todos los miembros de la comunidad educativa», ha indicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Este protocolo se incluirá, si se considera conveniente, en los Planes de Convivencia de los centros educativos, y por ello, la Comisión de Convivencia, en el ejercicio de sus funciones, participará de dicho proceso.

Entre los principios generales de actuación de la resolución 39/2023, de 15 de marzo, del Departamento de Educación, se destacan «el respeto integral a los valores del alumnado y a sus posibilidades de inclusión social, la contextualización educativa de la intervención desde una visión compartida por el conjunto de profesionales del centro, atender desde el enfoque del apoyo conductual positivo y la evaluación y revisión permanente del propio protocolo».

En la elaboración del protocolo, que se acompaña de guías orientativas para facilitar su aplicación a disposición de los centros educativos, han participado los cuatro centros navarros de Educación Especial y el equipo de conducta del Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra (CREENA), que han contado con asesoramiento especializado.

El protocolo tiene tres fases: fase de evaluación, fase de intervención y fase de seguimiento. En la fase de intervención se aplicará el plan individual de apoyo diseñado para cada caso y en el que se podrán establecer tanto medidas preventivas como medidas reactivas que podrían llegar a tener el carácter de medidas restrictivas si fuera necesario. Además, propone, si procediera, el tratamiento interdisciplinar que posibilite una intervención coordinada de diferentes profesionales (docentes, sanitarios, emergencias, sociales…) y la colaboración de las familias o representantes legales.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.