PSN pide «tranquilidad» respecto a Volkswagen y NA+ exige al Gobierno que diga «la verdad» aunque sea «incómoda»

PAMPLONA, 12 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario de PSN, Ramón Alzórriz, ha querido enviar a la ciudadanía un mensaje de «tranquilidad» sobre la situación de Volkswagen Navarra porque su futuro «está asegurado», mientras que el portavoz adjunto de NA+, Carlos Pérez-Nievas, ha afirmado que la obligación del Gobierno foral es «decir la verdad», aunque sea «incómoda».

Durante la rueda de prensa posterior a la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, Alzórriz ha realizado un llamamiento a la «tranquilidad» porque el Gobierno de Navarra «va a hacer todo lo posible y lo imposible para que esa planta siga manteniendo los estándares de producción que tenía». «El futuro de la planta de Volkswagen está asegurado porque el Gobierno ha puesto los mimbres para tener el PERTE (proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica) ya aprobado, y porque la planta de Landaben siga teniendo estándares de calidad y de producción magníficos», ha indicado, tras mostrarse «convencido» de que «las cosas irán bien».

Alzórriz ha reconocido que la incertidumbre «es normal» en una situación «tan volátil como la que tenemos, pues nadie es capaz de predecir cuántos coches eléctricos se van a vender dentro de 5 años, ni estos meses, ni si van a faltar o no semiconductores». «Es evidente que hay un contexto general de incertidumbre, también avivado por ciertos partidos y medios de comunicación. A partir de ahí, lo que hay que hacer es trabajar como ha hecho el Gobierno para dar certidumbres y certezas», ha reivindicado.

En este sentido, ha subrayado que «el tiempo nos ha demostrado que todos aquellos que vaticinaban desastres en Volkswagen se han ido confundiendo» y ha considerado que «hay que trabajar de manera conjunta» y no «generar incertidumbre». Además, ha destacado «la coordinación que ha existido entre la parte social y el Gobierno de Navarra, la unidad, el compromiso». «El trabajo ha sido conjunto siempre, la presidenta ha manifestado que ese trabajo conjunto y esa unidad de acción para mejorar las condiciones va a seguir siendo pieza fundamental del fututo de Volkswagen», ha señalado.

Por su parte, Pérez-Nievas ha considerado que el Ejecutivo foral «tiene obligación de decir la verdad», y si ésta «no es fácil, razón de más para decirla». «Si es incómoda tendrá que decirse, no puede pedir tranquilidad porque nos ha acusado de mentir cuando el comité de empresa dice exactamente lo mismo que hemos advertido en sede parlamentaria», ha afirmado, refiriéndose a que «nadie ha dicho que se vaya a cerrar la planta», sino que «la carga de trabajo en 2026 puede no necesitar al 100% de la actual plantilla».

También ha considerado que el Ejecutivo foral «tiene obligación de participar en todas las comisiones y órganos que se articulen en relación al PERTE del automóvil, defendiendo el interés de Navarra, no el del PSN ni el del presidente Sánchez». Tras considerar que el Gobierno foral «tiene que velar exclusivamente por el interés de los trabajadores de la planta» en Navarra y por el tejido industrial de la Comunidad de forma «ajena a otros intereses de otras comunidades» y de los del «presidente de su partido», Pérez-Nievas ha manifestado tener la «impresión» de que no se está haciendo.

Tras apuntar que en Navarra Suma están «tan preocupados como el comité de empresa», también ha mostrado su preocupación ante «los movimientos» de la dirección de Volkswagen hacia la planta de Seat.

En nombre de Geroa Bai, su portavoz, Uxue Barkos, ha asegurado que «claro que el Gobierno de Navarra está haciendo algo» al respecto. En este sentido, ha destacado la necesidad de que Navarra y sus instituciones hagan una «especial apuesta» en el seno de la ‘Estrategia Ibérica’ de la propia empresa, que vaya acompañada de las «inversiones» y la «defensa política» necesarias.

Tras apostar por que se «acompañe de manera especial» a la factoría navarra, ha matizado que la toma de muchas de las decisiones no está radicada en la Comunidad foral. Por ello, ha remarcado la necesidad de ese «impulso» del Gobierno de Navarra.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha considerado que el Gobierno de Navarra, que «estará trabajando a la vista de los mensajes que llegan desde comité de empresa y el Parlamento», tendrá que «realizar todos los esfuerzos para que, en la medida de lo posible, la capacidad de producción permita que no haya una reducción significativa del personal».

Tras subrayar que «el personal no es el mismo para la producción de un coche de combustión que de baterías», ha asegurado que «mantener ese nivel de empleo es un objetivo que hay que defender». «Habrá que hacer todos los esfuerzos posibles, desgraciadamente no está en manos de Navarra, depende de decisiones ajenas, del PERTE famoso de Madrid, en el que habrá que ver cómo podemos influir, y de las decisiones de una multinacional. Es uno de los problemas que se suscitan con las multinacionales: hoy están muy contentos con Navarra pero mañana una decisión puede hacer que traslade su producción a donde mejor le venga a Volkswagen», ha apuntado.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.