Pamplona recibe 6,3 millones para mejorar conexiones peatonales, aparcamientos disuasorios y ampliar la red ciclable

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Pamplona recibirá un total de 6.362.796,38 euros de la convocatoria de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano, resuelta este jueves, de forma provisional, por el Ministerio de Trasportes, Movilidad y Agenda Urbana, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La cuantía concedida supone el 83% de la financiación solicitada, que ascendía a 7.641.271,02 euros. Con este importe, el Consistorio financiará la conexión peatonal de Aranzadi, cuyas obras «están a punto de concluir», la creación de varios aparcamientos disuasorios, la extensión de sistema de alquiler de bicicletas eléctricas y de la red ciclable y la adecuación de entornos seguros en las proximidades de centros escolares, de salud y culturales.

El Consistorio presentó a la convocatoria de ayudas seis iniciativas, dentro del proyecto ‘Pamplona Avanza 3’, que suponían una inversión total de 10,2 millones. La subvención, proveniente de los fondos europeos Next Generation EU, podía cubrir el 90% de ese importe, excluyendo el IVA, es decir, 7,6 millones. De las seis actuaciones presentadas, han sido aprobadas cinco, que suponen una inversión total de 8.554.426,23 euros, ha informado en una nota el Ayuntamiento de Pamplona.

En concreto, ha recibido ayudas la propuesta de mejora de las infraestructuras ciclistas de la ciudad, dentro de las que se encuentran el carril bici de Landaben, que conectará la calle Miluze con San Jorge, y la ampliación del sistema de alquiler de bicicletas, instalando 20 nuevas estaciones en distintos puntos de la ciudad y la adquisición de 240 bicis eléctricas. La inversión en estos proyectos asciende a 2,6 millones (IVA incluido), de los que se financiarán con estas subvenciones un total de 1.952.111 euros.

Por su parte, la conexión peatonal de Aranzadi, con una inversión total de 2,69 millones, ha recibido 2.005.007,41 euros. Esta obra, «a punto de concluir», ha permitido transformar las dos calles de entrada al parque de Aranzadi, desde la calle El Vergel, «dando prioridad al peatón». Además, se ha regenerado la plaza central del parque, creando un eje de conexión entre la pasarela de Alemanes y la pasarela de San Pedro.

Le sigue en inversión la puesta en marcha de seis aparcamientos disuasorios, tres en Txantrea, otro en Azpilagaña, otro en San Juan y uno más en Lezkairu, para los que el Ayuntamiento había previsto 1,33 millones. Las ayudas europeas a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ascienden a 993.206 euros.

Además, la reurbanización de la calle Bosquecillo, para convertirla en un espacio peatonal de conexión entre la ciudad y la Taconera, ha recibido un total de 819.954 euros, de los 1,1 millones previstos en el coste total de la obra.

El resto de las ayudas concedidas, con un total de 592.517 euros, se destinará a la adecuación de entornos seguros en 16 espacios de la ciudad, principalmente en las proximidades a colegios e institutos, pero también junto a los centros de salud de Iturrama y Rochapea, y los Civivox de Mendillorri y Jus la Rocha, así como la Casa de la Juventud. Los trabajos se centran en la adecuación de pasos de cebra, ampliación de aceras y la mejora de la visibilidad de peatones, protegiendo con vallado la intersección entre el paso de cebra y la calzada; además de la instalación de elementos de calmado de tráfico, como cojines berlineses y demás medios, para limitar la velocidad en estos entornos. La inversión total prevista para estas obras asciende a 796.606 euros.

Tan solo ha quedado sin subvención la ampliación de la zona de estacionamiento regulado a los barrios de San Jorge, Rochapea y Txantrea, cuyo coste ha ascendido a 1,7 millones.

SOLICITUD EN SEPTIEMBRE

El Ayuntamiento de Pamplona presentó la solicitud a la convocatoria de ayudas para municipios en el mes de septiembre, con el objetivo de lograr financiación para distintas actuaciones «enraizadas en la estrategia de movilidad de la ciudad, que busca priorizar el peatón y alternativas de movilidad sostenible».

Las iniciativas se han desarrollado también en consonancia con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Comarca de Pamplona y la Agenda Urbana Pamplona 2030. En total, preveía una inversión de 10,2 millones de euros (IVA incluido), de las que los fondos europeos podrían cubrir el 90% (sin IVA). En total 7,2 millones. Finalmente, la financiación lograda ha sido de 6,3 millones de euros. Aproximadamente el 60% de este presupuesto se aprobó en los ejercicios 2021 y 2022, si bien algunas de las obras se prolongarán a lo largo de este 2023 y 2024.

Ésta es la segunda convocatoria de ayudas lanzada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, especialmente dirigida para municipios con cargo a los fondos europeos Next Generation EU. En la primera, lanzada en 2021, Pamplona hizo dos solicitudes, con un importe de más de 13 millones de euros, para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones y el impulso de la movilidad sostenible en el transporte público, tal y como requería la convocatoria, que buscaba la adecuación de las localidades a la nueva ley de Cambio Climático. En la resolución definitiva de las ayudas, Pamplona logró 6.330.425 euros.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.