Pamplona licita las obras del proyecto de aparcamiento de la calle Sangüesa y la reurbanización de la plaza de la Cruz

Está previsto que comiencen en julio

PAMPLONA, 3 (EUROPA PRESS)

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha iniciado este lunes el procedimiento administrativo para la construcción de un aparcamiento con 346 plazas en la calle Sangüesa, un garaje subterráneo desde la calle Navarro Villoslada, hasta la calle Tafalla, donde se ubicará el acceso y salida de los vehículos, con la correspondiente reurbanización de la plaza de la Cruz.

La licitación es de un contrato mixto de concesión y obras por importe superior al umbral comunitario que sale a concurso por un importe de 13.735.868 euros. De esta cantidad el Ayuntamiento se hará cargo de 2.579.330 euros en concepto de obras de remodelación de la propia plaza, además de las calles circundantes: Navarro Villoslada, Francisco Bergamín y San Fermín. El resto del importe, 11.156.538 euros, serán aportados por el adjudicatario que se haga cargo de la gestión del aparcamiento mediante una concesión por un plazo de 75 años, a cambio de un canon anual que satisfará al Consistorio.

Este aparcamiento, previsto por el Plan Especial de Actuación Urbana del Segundo Ensanche de Pamplona se realizará conforme al proyecto de construcción del arquitecto Enrique Huesa Odériz planteado para afrontar la recuperación física, funcional y social de esa zona del barrio. Está previsto que las obras comiencen en julio de este año. El plazo previsto es de 22 meses, 12 de construcción del aparcamiento y 10 de la reurbanización.

La cantidad de inversión municipal consignada se dividirá entre 2023 y 2024 al 50% (1.289.665 euros por año) y siempre sometida a la existencia del correspondiente crédito. El expediente cuenta con el informe jurídico que avala el proyecto, así como con el informe de intervención, que también da su visto bueno señalando que el órgano y la partida son correctos, ha informado el Consistorio.

Las obras bajo rasante y en superficie se solaparán en el tiempo empleando un criterio de eficiencia y economía, y para reducir las molestias al vecindario de la zona. Se podrán presentar ofertas durante un plazo de 30 días a partir de del siguiente a la publicación de esta licitación en el Portal de Contratación de Navarra.

LÍNEAS GENERALES DEL APARCAMIENTO

Para satisfacer la demanda vecinal y del comercio de plazas de estacionamiento en la zona, lo diseñado es un aparcamiento de 346 plazas distribuidas en cuatro plantas subterráneas. 25 de las plazas serán para personas con movilidad reducida y albergará también 45 plazas destinadas a motos; habrá plazas de ambas tipologías en todas las plantas. Está prevista la adaptación del aparcamiento para coches eléctricos gracias a un transformador eléctrico y el diseño de la preinstalación eléctrica de todo el garaje, así como la señalización 38 plazas en el primer sótano.

El aparcamiento subterráneo abarcará el tramo de la calle Sangüesa, desde la calle Navarro Villoslada hasta la calle Tafalla, donde se ubicará el acceso y salida de los vehículos. Trazado en forma lineal a lo largo de la calle Sangüesa, tendrá 164 metros de longitud y 17,7 metros de ancho, con una única calle central de 6 metros y las plazas de estacionamiento se distribuirán a ambos lados de esa calle. La superficie de actuación supera los 13.000 metros cuadrados.

El parking tendrá dos salidas peatonales con ascensor, una en la plaza de la Cruz y otra próxima al cruce de la calle Sangüesa con Tafalla, en la acera del instituto. Todas las salidas peatonales estarán a menos de 50 metros desde cualquier punto del aparcamiento. Las rampas para vehículos de acceso y salida al aparcamiento se situarán en la calle Tafalla, junto a la acera en el lado más cercano a la calle Sangüesa.

LA URBANIZACIÓN SUPERFICIAL DEL ENTORNO

En estas obras se remodelará la plaza de la Cruz y calles aledañas Navarro Villoslada, Francisco Bergamín y San Fermín. La intervención se hará en sentido transversal de forma asimétrica, distribuyéndose el espacio de sur a norte. La acera del instituto se convierte en un espacio de coexistencia peatón-vehículo de 8 metros, conectando en el mismo plano el centro educativo con el interior de la plaza, eliminando en ese tramo el aparcamiento en superficie. En los otros tres de lados del cuadrado, se eliminan las plazas de estacionamiento que lindan con la plaza y se reconvierten en estacionamiento en línea (2,2 m de ancho) las que hoy se disponen junto a los edificios, dejando aceras de 5,6 m de anchura. Las calzadas tendrán 3,8 metros de ancho.

El arbolado de la plaza no se verá afectado por las obras. En cada acera se situará una fila de árboles en alcorque y se dotará el espacio con 10 bancos tradicionales de madera, así como bancos metálicos curvos y jardineras de acero corten en las cuatro intersecciones de las calles que delimitan la plaza, en una solución similar a otras intersecciones del Segundo Ensanche. También está prevista la presencia de aparcabicis, siete papeleras y dos parquímetros. Se mantendrá el puesto ONCE y se realizará una rampa de acceso al IES Plaza de la Cruz en el lateral del edificio. Los contenedores de recogida de residuos se colocarán junto a los institutos.

La circulación rodada en el tramo de la calle objeto del proyecto se realizará sobre un pavimento de aglomerado asfáltico situado 15 cm por debajo de la cota peatonal. En los pasos peatonales transversales, la calzada se elevará mediante rampas, hasta situarse en la cota peatonal, de forma que los vehículos se vean obligados a aminorar la velocidad. Todos los pasos estarán señalizados en el suelo con la colocación de las bandas podotáctiles de granito.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.