Navarra y el Estado acuerdan avanzar en la planificación y ejecución de las obras del TAP entre Pamplona y Alsasua

Este tramo se tramitará de manera independiente al tramo final de conexión con la Y vasca

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra y el Gobierno de España han acordado en un encuentro mantenido este martes en Madrid avanzar en la planificación y ejecución de las obras del trazado del tren de altas prestaciones (TAP) entre la Comarca de Pamplona y las inmediaciones de Alsasua.

Según ha informado el Ejecutivo foral en nota de prensa, este tramo se tramitará de manera independiente al tramo final de conexión con la Y vasca.

Así se ha consensuado en una reunión en la que ha participado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza.

Este acuerdo, alcanzado este martes después de meses de trabajo entre ambas administraciones, permitirá al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) proseguir con la tramitación del tramo Zuasti-Alsasua, adaptándose el estudio informativo para su exposición pública y llevándose a cabo, posteriormente, la licitación para redactar el correspondiente proyecto constructivo.

Cabe destacar que esta decisión permitirá la puesta en servicio provisional de la alta velocidad entre Castejón y Alsasua, con independencia de la conexión final de la Y vasca por la que se opte.

TRAMO ZUASTI-ALSASUA

Este trazado, que es común tanto para la alternativa de Vitoria como la de Ezkio, atraviesa la sierra de Zabalgaña mediante un túnel de 1,2 kilómetros de longitud. A la salida de dicho túnel cruza la vía ferroviaria actual Castejón de Ebro-Alsasua.

Posteriormente, el trazado atraviesa mediante una recta y una curva las estribaciones de la sierra de Satrústegui, con una pendiente descendente del 2%, dos túneles de 1,8 km y 390 metros de longitud respectivamente, separados por un viaducto de 260 metros.

El trazado avanza con una dirección sureste-noreste mediante una curva, seguida de varias pendientes descendentes. En este tramo, se proyecta un viaducto sobre el río Arakil de 450 metros de longitud y 34 metros de altura, así como un túnel de 350 metros frente a Urritzola.

NECESIDAD DE «MAYOR CONOCIMIENTO GEOTÉCNICO» EN LA OPCIÓN DE EZKIO

En relación con el tramo final de conexión con la Y vasca, el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha defendido que «la alternativa de Vitoria discurre prácticamente en su totalidad en superficie, sobre un terreno ampliamente estudiado geotécnicamente, debido a la gran cantidad de infraestructuras y edificaciones existentes en el entorno de ese corredor (vía ferroviaria actual, carretera N-I, etc.)».

«Por ello, no son previsibles problemas geotécnicos significativos. Sin embargo, en la opción de Ezkio, el principal problema que tenemos es que no conocemos el terreno», ha apuntado.

El titular de Cohesión Territorial ha remarcado, a modo comparativo, que «Navarra ha ejecutado más de 50 sondeos para duplicar los túneles de Belate y Almandoz, que tienen 4 kilómetros de longitud y se ubican, además, en un terreno ampliamente analizado desde hace años».

«Por el contrario, para estudiar la alternativa de Ezkio, se han efectuado tan solo 4 sondeos, en un terreno por el que discurrirán dos túneles de 55 kilómetros en total y que no ha sido explorado geológicamente con anterioridad», ha indicado.

Además, ha señalado que en cuanto a la profundidad de estos últimos sondeos, estos han alcanzado como máximo los 95 metros de profundidad mientras se prevé que los futuros túneles de la opción de Ezkio discurran aproximadamente a 200 metros de la montera.

«Por consiguiente, los equipos técnicos de Obras Públicas del Gobierno de Navarra nos trasladan su preocupación por que la investigación geológica realizada hasta el momento es claramente insuficiente en la alternativa de Ezkio», ha añadido.

Ante esta situación, y por recomendación de los equipos técnicos del Ejecutivo foral, Bernardo Ciriza ha solicitado al MITMA efectuar, con objeto de complementar para descender a nivel constructivo, prospecciones geofísicas y sondeos geotécnicos para poder despejar así el alto grado de incertidumbre que conlleva la alternativa de Ezkio. Unos trabajos que se podrían prolongar hasta un año, después de recibir este martes el visto bueno por parte del MITMA.

El consejero de Cohesión Territorial ha insistido en que «el Gobierno de Navarra necesita disponer de toda la información geotécnica, geológica e hidrogeológica completa de ambas alternativas».

«Un proyecto de esta magnitud estratégica debe llevarse a cabo con todas las garantías y certezas técnicas. De lo contrario, no estaríamos en disposición de adoptar una decisión ni responsable ni posibilista», ha apuntado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.