Navarra va a modificar la orden foral del fuego de 2016 para prevenir incendios forestales como el del Vedado de Eguaras

PAMPLONA, 7 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra va a modificar la orden foral que regula el uso del fuego en suelo no urbanizable. Con esta adaptación normativa, el Ejecutivo trata de prevenir incendios forestales como el ocurrido el pasado verano en el Vedado de Eguaras.

En concreto, se plantea la inclusión, en el artículo 10 de dicha orden foral, de una serie de restricciones a las labores agrícolas realizadas en periodo estival con maquinaria susceptible de generar incendios forestales (como cosechadoras, empacadoras y trituradoras de paja).

Las labores con dicha maquinaria deberán cumplir las siguientes condiciones: en primer lugar, no se podrá emplear maquinaria susceptible de generar incendios forestales durante la noche, a partir de una hora después del ocaso, ha informado el Gobierno foral.

Por otra parte, no se podrá emplear la maquinaria agrícola susceptible de generar incendios forestales cuando esté activo algún incendio tipificado como nivel 1 dentro del Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales (Plan INFONA) o cuando se den circunstancias de simultaneidad de incendios que así lo aconsejen establecidas en el marco del Consejo Asesor establecido en ese mismo Plan INFONA, y previa publicación en medios de comunicación.

Por último, cuando el empleo de esta maquinaria se realice a una distancia inferior a 400 metros de terrenos forestales arbolados, se deberá labrar justo después de su paso una franja cortafuegos de una anchura mínima de 8 metros en el borde de esos terrenos forestales eliminando toda la vegetación para realizar un cortafuego.

Además, la nueva orden foral incluye un artículo que plantea la prohibición de emplear maquinaria pesada en situaciones de meteoalerta, es decir, temperaturas máximas extremas o de Nivel de Aviso Amarillo por la Agencia Estatal de Meteorología. Este hecho se publicará en medios de comunicación además de en los canales habituales de la Agencia Estatal de Meteorología.

Según expone el nuevo texto planteado, en el momento actual procede una nueva modificación de dicha normativa como consecuencia del análisis del histórico de incendios forestales desde el año 2014, así como por su causalidad, gravedad y vinculación con las condiciones meteorológicas y la capacidad de extinción del sistema. El último de estos incendios, fue el originado en julio de 2021 por la chispa de una cosechadora y que arrasó más de 500 hectáreas en el Vedado de Eguaras, más de 300 de ellas en una zona declarada Reserva Natural.

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha dado a conocer el nuevo texto de esta orden Foral al Consejo Agrario celebrado este martes y próximamente lo publicará en el portal web de Gobierno Abierto para recibir aportaciones, ha añadido el Ejecutivo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.