Navarra analizará la implantación de un sistema de reconocimiento facial para realizar gestiones con la Administración

Este nuevo sistema se sumaría a los actuales, sería de uso voluntario y «totalmente garantista» con los derechos de las personas físicas

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

El departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra analizará la implantación del ‘wallet de identificación biométrico’, un sistema de reconocimiento facial, para realizar gestiones con la Administración.

El proceso de análisis dará lugar a un «extenso y sustentado» expediente administrativo para que, si procede, el sistema de wallet de identificación biométrico se someta a la aprobación del Gobierno como sistema de identificación y firma de la ciudadanía en los procedimientos administrativos que lleve a cabo con la administración de la Comunidad Foral de Navarra.

Así lo ha anunciado este miércoles en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, quien ha definido el ‘wallet’ o cartera de identificación biométrica como «un sistema que verifica la identidad de una persona en función de sus rasgos físicos, utilizando para ello su imagen y con las mismas garantías que cualquier otro método de identificación».

Este proceso de análisis parte de «la evidencia» de que la interacción de la ciudadanía con las administraciones públicas a través de medios electrónicos «es una tendencia que va en aumento». Para darle respuesta, la Administración de la Comunidad Foral de Navarra ya tiene habilitados diferentes sistemas de verificación de la identidad, siendo los «fundamentales» el credencial Cl@ve y el certificado digital de firma electrónica.

Estos sistemas que garantizan, «con seguridad jurídica», una «correcta acreditación» de la identidad por medios electrónicos, presentan sin embargo «problemas de accesibilidad» para los colectivos más vulnerables, como pueden ser personas mayores o personas con diversas discapacidades.

Por ello, ha explicado Cigudosa, se va a «explorar la posibilidad de ofrecer a la ciudadanía y, en particular, a los colectivos más vulnerables el uso, siempre de forma voluntaria, de sistemas de acreditación de su identidad que sean seguros, sencillos y capaces de resolver algunas de las limitaciones que presentan los sistemas existentes hasta la fecha».

Este nuevo sistema de identificación biométrica podría, por ejemplo, permitir que una persona de la tercera edad con dificultades para desplazarse pueda identificarse ante la administración para hacer un determinado trámite sin necesidad de acudir en persona a una sede administrativa.

TECNOLOGÍA «PUNTERA» EN ELECTRÓNICA Y TELECOMUNICACIONES

Como aspectos «positivos» para la implementación del wallet de identificación biométrica, Cigudosa ha mencionado el carácter «innovador» que tiene el Gobierno de Navarra y «el trabajo que ya ha avanzado» en materia de datos.

En este sentido, Cigudosa ha subrayado que Navarra ha sido «la primera comunidad en presentar el Manifiesto del Dato, un documento que recoge el uso ético, responsable y respetuoso de los datos por parte de la Administración». Unos datos que se espera queden centralizados en la denominada ‘Oficina del Dato’.

Además, para dar soporte a esta oficina, desde el Ejecutivo foral se está trabajando ya en la puesta en marcha de una herramienta de gobernanza del dato que permita gestionar todos los aspectos relacionados con los mismos y constituya el elemento técnico para implantar un modelo «homogéneo y estandarizado», tal como recoge la Estrategia Digital Navarra 2030.

Al margen de estos «avances» por parte del Gobierno foral, se da la circunstancia de que Navarra dispone de «los mimbres tecnológicos necesarios para avanzar en este sistema de identificación biométrico, al disponer de una investigación tecnológica en materia de electrónica y telecomunicaciones muy puntera», según el consejero.

En definitiva, ha apuntado Cigudosa, se trata de «explorar las posibilidades que la tecnología nos ofrece para poner a disposición de las personas un nuevo canal de identificación con la administración, que vendría a sumarse a los existentes y que, en cualquier caso, siempre será garantista con sus derechos y de uso voluntario».

CONTEXTO NACIONAL Y EUROPEO

Cabe resaltar que, a nivel nacional, el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021-2025 -componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia- del Gobierno de España ya plantea el desarrollo de «sistemas y servicios que permitan acreditar digitalmente a ciudadanos, ciudadanas y empresas de forma 100% telemática utilizando tecnologías tales como biometría, imagen, etc.».

Por su parte, la Comisión Europea en junio del año pasado puso de relieve la necesidad de estimular el uso de los wallet digitales e instó a los estados miembros a emprender los preparativos necesarios.

Este contexto nacional y europeo pone de manifiesto que existe la tecnología para que los wallet o carteras digitales pueden ser un sistema alternativo para que los ciudadanos se identifiquen, posibilidad que se está planteando «cada vez con mayor intensidad».

Así, desde el Gobierno de Navarra, ha resaltado el consejero Cigudosa, «proponemos una vez más no quedarnos atrás en ese cambio y ser protagonistas del mismo, siendo una administración pública innovadora, que aprovecha las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos para ofrecer mejores y más accesibles servicios a la ciudadanía». «Todo ello, respetando siempre la máxima protección de los datos de los que disponemos», ha añadido.

SEGURIDAD JURÍDICA Y GARANTÍA DE LOS DERECHOS DE LA CIUDADANÍA

El procedimiento de análisis de la implantación de este sistema de identificación tendrá como punto de partida una orden foral del consejero Cigudosa, en la que se determinará qué unidades dentro del Departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital se encargarán de llegar a cabo este «profundo» proceso de análisis.

Un proceso que permitirá abordar «desde muy diversas perspectivas» todas las implicaciones que supondría la implantación de un sistema biométrico de identificación para los trámites con la Administración de la Comunidad foral.

Así, se valorarán, entre otros, los aspectos normativos en cuanto a procedimiento administrativo, la tecnología que implicaría, la ciberseguridad o la protección de datos que serían necesarios incorporar para hacer realidad esta nueva forma de identificación ante la Administración.

En este sentido, Cigudosa ha aclarado que este análisis requerirá «el tiempo necesario» para «garantizar a toda la ciudadanía que la identificación por biometría se implantará con total seguridad jurídica y ética y garantizando todos sus derechos».

Ello obedece a que «es un sistema que afecta, por un lado, a los derechos de las personas físicas al referirse a datos personales de carácter crítico, como son los relativos a la biometría facial, cuyo uso y tratamiento debe cumplir unos altos estándares de conveniencia y seguridad, y, por otro, a la organización y planteamiento de los servicios telemáticos que se ofrecen a los ciudadanos y ciudadanas por parte de la Administración foral».

C.A.Y.D.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.