NA+ insiste en pedir explicaciones sobre las mascarillas y el resto coinciden en solicitar una salida al material

PSN y Geroa Bai destacan que Comptos avala la «legalidad» y la «transparencia» del acuerdo

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

El parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin ha afirmado este lunes que su grupo es «el único» que está pidiendo «explicaciones» por el acuerdo entre Sodena, CEN y Albyn sobre la compra de mascarillas al inicio de la pandemia, acuerdo que ha calificado de «irregular y chapucero», y ha censurado que «no se van a celebrar todas las comparecencias de todos los cargos y funcionarios que saben y tienen cosas que decir porque los partidos que sustentan al Gobierno han impedido que se celebren».

Por contra, el resto de grupos parlamentarios han coincidido en la importancia de que se dé una salida a las mascarillas que actualmente están almacenadas. Además, PSN y Geroa Bai han destacado que el informe elaborado por la Cámara de Comptos «avala la legalidad» y la «transparencia» del acuerdo.

Al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha señalado que «es insólito que con esto que estamos conociendo no se haya aprobado una comisión de investigación, es insólito que Bildu se haya brindado a tapar las trampas de este Gobierno».

El parlamentario foral ha afirmado que «ha habido 1,8 millones de todos los navarros que han ido a una empresa privada sustentada en un contrato irregular, no había la autorización necesaria para firmar ese acuerdo, no había las garantías debidas para recuperar ese préstamo, las mascarillas ya no valen 1,8 millones, como mucho tendrían un valor de 126.000 euros, pero tampoco, porque no son aptas para la venta». «Las explicaciones las tienen que dar los máximos responsables de esta chapuza, empezando por la presidenta y su consejero de Desarrollo Económico y Empresarial», ha afirmado.

Por su parte, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha señalado que el informe de la Cámara de Comptos «es muy claro, nítido y echa por tierra los fantasmas que había intentado generar Navarra Suma». «Comptos diferencia los dos acuerdos que se hicieron, el primero con Salud y el segundo con Sodena y la CEN. El intento de Navarra Suma por mezclar los dos acuerdos era muy intencionado, para intentar embarrar», ha dicho.

Además, Alzórriz ha afirmado que, según Comptos, el acuerdo «está legalmente avalado, es transparente y había necesidades imperiosas por proteger a las personas y la CEN así lo había atestiguado». «Lo principal del informe es que dice que tiene que haber un acuerdo entre las partes para dar salida a esas mascarillas y darles utilidad», ha afirmado.

Así, el portavoz socialista ha añadido que, «después de la pérdida, que es evidente, es importante llegar a un acuerdo seguramente para donar las mascarillas y darles una utilidad social que por lo menos paliaría mínimamente esa pérdida, y luego habría que ponerse de acuerdo para ver cómo se delimitan las responsabilidades de cada una de las partes que han firmado ese acuerdo».

«Si no se llega a un acuerdo, esos 126.000 euros de valor también se perderían, y se perdería esa necesidad social en muchos países o lugares donde todavía se siguen usando las mascarillas y que la ciudadanía está pagando. Estamos de acuerdo en donarlas. No hay recuperación económica pero sí recuperación social de una necesidad social que sigue siendo imperiosa», ha indicado.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha expresado su «satisfacción» por el contenido del informe, señalando que «avala la legalidad de la actuación y la transparencia con la que Sodena y en definitiva la Administración trabajaron en aquel momento, contextualizando claramente la urgencia y la manera en que el departamento de Desarrollo Económico y Sodena se implicaron en una necesidad cierta». No obstante, ha reconocido que el informe «advierte de debilidades formales».

También ha destacado que Comptos «apoya y coincide de manera plena con lo que el consejero Mikel Irujo lleva empeñado desde febrero desde 2021, que es en la necesidad de llegar a un acuerdo para un objetivo que es el principal, y es que esas mascarillas deben tener uso, no pueden seguir estando metidas en un almacén». Así, ha abogado por «resolver esta cuestión de manera acordada a tres partes, como dice Comptos, que advierte de la inutilidad de llegar a escenarios de otra cuestión».

Barkos ha afirmado que ha quedado «acreditada la responsabilidad de cada parte, y la de la CEN era asumir que las estimaciones de mascarillas eran el encargo». «En esto es clarísimo el informe de Comptos. Las compras que se llevaron a cabo corresponden a los encargos, nunca se compró por encima de lo que se estimó», ha dicho.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha compartido con Comptos que «las relaciones entre las partes no son independientes, están íntimamente ligadas entre las tres partes, que el acuerdo no puede fraccionarse y que la operación debe ser entendida como un todo».

Araiz ha considerado que, como consecuencia de esa visión, «la CEN tiene su cuota de responsabilidad y en estos momentos parece ser que el único objetivo de la CEN sigue siendo salir indemne de esta situación como si no fuera con la CEN el acuerdo».

Por otro lado, Araiz ha señalado que «desconocemos por qué el Gobierno adoptó el cese de la directora gerente de Sodena y deberá explicar de forma creíble cuáles fueron las verdaderas razones». Así, ha explicado que este miércoles comparecen en el Parlamento la presidenta María Chivite y el consejero Mikel Irujo y ha esperado que «alcancemos más claridad sobre este tema».

También se ha referido a «deficiencias» que ha detectado Comptos en el acuerdo, para señalar que «hay una que no se explica de forma clara, incluso creemos que es absolutamente incoherente y contradictoria, y es por qué el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea decidió apartarse de la firma del acuerdo». «Es poco creíble lo que dice Osasunbidea y en este tema Comptos da pocas luces», ha afirmado.

Araiz ha explicado que le preocupa «qué se va a hacer para repartir la pérdida de fondos públicos que se ha producido y que se dé salida al stock de mascarillas antes de que caduque».

La portavoz de de Podemos, Ainhoa Aznárez, ha explicado que hay dos lotes de mascarillas, unas que caducan en 2023 y otras en 2024, y ha planteado que para las primeras se alcance un acuerdo por ejemplo con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para facilitar su distribución en las villavesas o en los taxis.

Respecto al lote que caduca en 2024, Ainhoa Aznárez ha afirmado que la Cámara de Comptos ha trasladado que «se busquen soluciones». «Escucharemos las declaraciones pertinentes esta semana en el Parlamento, pero pediremos que cada cual recoja su parte de responsabilidad, también la CEN», ha afirmado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que «si esto sigue así las mascarillas caducarán y terminarán en un contenedor» ante lo que ha propuesto «regalarlas» al departamento de Salud del Gobierno foral o repartirlas entre la ciudadanía.

En todo caso, ha dicho que «eso no va a solucionar la responsabilidad del Gobierno de Navarra, porque la tiene en esta operación al firmar -Sodena- un acuerdo que no era lo suficientemente garantista para el uso de mascarillas y los dineros públicos que se han puesto en la operación».

Del mismo modo, ha señalado que la CEN «tiene una responsabilidad que es suya, de nadie más». «Es evidente que la CEN tiene una responsabilidad importantísima en esta cuestión, porque las mascarillas se compraron para las empresas de Navarra y la CEN no ha cumplido con su compromiso», ha afirmado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.