Maeztu hace una valoración «parcialmente negativa» del paro pero dice que el mercado laboral se mantiene estable

Destaca que el nivel de empleo «se sitúa claramente por encima del que teníamos previamente a la pandemia»

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu, ha realizado una valoración «parcialmente negativa» de los datos del paro del mes de enero, conocidos este jueves, ya que «crece el desempleo» en 388 personas y «disminuye la afiliación» un 0,83%, si bien ha añadido que «teniendo en cuenta la constante incidencia estacional que afecta de forma especialmente negativa al empleo del primer mes del año, a la que se suma la persistente coyuntura compleja que atravesamos», podría decirse que el mercado laboral «se mantiene razonablemente estable».

«Teniendo en cuenta la situación de gran incertidumbre e inestabilidad que estamos atravesando y que hemos terminado el año con un crecimiento económico superior a las previsiones que inicialmente se habían establecido, podemos decir que, de momento, el mercado de trabajo navarro se mantiene estable y sigue creando empleo en términos anuales», ha afirmado este jueves.

En una rueda de prensa, la consejera ha subrayado que «el nivel de empleo se sitúa claramente por encima del que teníamos previamente a la pandemia, en enero de 2020», pues «hay 10.562 personas trabajando más que entonces y 1.874 menos en desempleo». Tras indicar que «los datos muestran una situación de estabilidad en el mercado de trabajo en el último mes» ya que el paro desciende en 819 personas (2,5%) en un año, ha apuntado que «se trata de la menor subida en un mes de enero de toda la serie histórica y la segunda menor del conjunto de Comunidades Autónomas».

En cuanto a la contratación indefinida, Maeztu ha considerado que «sigue su buena marcha», ya que «se incrementa en un año un 107,8%, se han registrado en un mes 5.743 contratos indefinidos que suponen un 24,3% de total». En el caso de la contratación indefinida de la población joven, «la que históricamente ha sufrido una mayor temporalidad», el número de contratos indefinidos se ha incrementado en un año en un 145,2%, pasando de 838 en enero de 2022 a los 2.055 en enero de 2023″.

«De esta forma, el número de personas desempleadas registradas se ha situado al comenzar este año en 31.993 personas y 297.491 afiliaciones a la Seguridad Social», ha indicado, tras añadir que las previsiones económicas «siguen siendo positivas, aunque en cifras más moderadas».

DISTRIBUCIÓN DEL DESEMPLEO

La consejera también ha destacado la distribución «claramente desequilibrada en el desempleo entre hombres y mujeres», ya que en este primer mes del año, 6 de cada 10 personas paradas son mujeres, el 60,2%, frente al 39,8% de hombres. En términos anuales, la variación del desempleo resulta también desequilibrada. Así, mientras que el número de desempleadas desciende un -0,6% (120 mujeres paradas menos), el de parados se reduce en un año un -5,2% (699 desempleados menos).

En cuanto a la evolución anual del paro registrado según agencias de empleo, se ha producido un descenso en todas las agencias, aunque de diversa intensidad. Así, el descenso del desempleo registrado en la agencia de Tafalla ha sido muy leve (-0,05%), en la de Tudela ha sido del -2% (110 personas paradas menos en un año), en las agencias de Pamplona (-2%, 397 menos), en la de Alsasua (-3%, 23 menos), en la agencia de Estella (-3,2%, 63 menos), en la de Santesteban (-4,7%, 31 menos), en la agencia de Lodosa (-7,2%, 112 menos) y en la de Aoiz (-9,5%, 82 personas registradas como paradas menos en un año).

Respecto a las ramas de actividad, en un mes, los mayores aumentos del número de personas desempleadas se han dado en las actividades sanitarias (191 personas paradas más), los servicios a edificios (+122), las actividades de servicios sociales sin alojamiento (+108), el comercio al por menor (+86), la asistencia en establecimientos residenciales (+78) y las personas sin empleo anterior (+60). Por su parte, el desempleo ha descendido respecto a diciembre en mayor medida en las actividades relacionadas con el empleo (-162) y en educación (-143). En definitiva, se trata de variaciones con un claro componente estacional tras el periodo vacacional de fin de año.

En cuanto a la variación anual por ramas de actividad, los principales incrementos se han dado en la categoría de personas sin empleo anterior (+179), las actividades sanitarias (+62), las actividades de servicios sociales sin alojamiento (+58) y los servicios a edificios (+48). En cuanto a los principales descensos, se han producido en el sector primario (333 personas paradas menos), la industria de la alimentación (-159), fabricación de productos de caucho y plásticos (-129), servicios de alojamiento (-86) y comercio al por menor (-67).

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.