Los ríos Ega, Iranzu y Urederra descienden un 45 -55% su caudal medio durante el año hidrológico 2016-17

En 21 de las 24 estaciones de aforo de la Comunidad Foral, y como consecuencia de unas menores precipitaciones, se registraron aportaciones de agua inferiores a la media

El caudal medio de los ríos navarros descendió un 30% el pasado año hidrológico 2016-2017 (1 de octubre 2016 a 30 de septiembre de 2017), ya que en 21 de las 24 estaciones de aforo del Gobierno de Navarra se registraron aportaciones de agua inferiores a la media histórica, según datos del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local. El mayor descenso lo han experimentado los ríos Ega, Iranzu y Urederra.

Sin embargo, cabe destacar que en los ríos situados en la Ribera estellesa (Linares y Odrón), como consecuencia de las mayores precipitaciones caídas en esta zona, se produjeron aportaciones superiores a su valor medio (del 12 % en el caso del Linares y el 1% en el caso del Odrón).

El mayor descenso de aportaciones se ha dado en los ríos situados en Tierra Estella, Ega, Iranzu y Urederra, con una disminución entre el 45 y el 55% con respecto a su valor medio. En los cursos fluviales pirenaicos (Erro, Urrobi, Zatoya, Areta y Arga) se produjo un descenso de entre el 30 y el 40%. En los ríos de la vertiente cantábrica (ríos Baztan, Ezkurra o Zeberia) el caudal medio se redujo un 20%, la misma cifra que en los ríos Basaburua, Larraun y Arakil.

En cuanto a la distribución mensual, en general las mayores aportaciones se registraron en los meses de enero y febrero. Por el contrario, en la mayor parte de las estaciones, durante los meses de octubre y diciembre y periodo de abril a julio, estas fueron inferiores a sus promedios históricos. Este descenso del caudal fue más acusado en los ríos pirenaicos, donde el periodo seco se extendió también a los meses de marzo y agosto y, en particular en Tierra Estella, donde todos los meses del año, los caudales registrados se situaron muy por debajo de sus valores promedio. Sin embargo, en la Ribera estellesa, en los ríos Linares y Odrón, las aportaciones fueron similares o superiores a sus valores promedio a lo largo de todo el año.

Así, el pasado 2016-2017 se sitúa entre los años hidrológicos más secos desde el inicio del registro de la red del Gobierno de Navarra en 1982. También lo fueron 1988-89, 1989-90, 2001-2002, 2010-11, 2011-12. Concretamente, en el año 2001- 2002, uno de los años más secos de la serie y en el que ya estaban en funcionamiento la mayor parte de las estaciones de aforo (21 de las 24 estaciones que funcionan actualmente), las aportaciones registradas en las estaciones fueron un 53 % inferiores a su valor medio.

24 estaciones aforo

La red hidrométrica tiene como objetivo controlar caudales de los ríos y acuíferos de Navarra para conocer su evolución histórica temporal y poder hacer previsiones apoyándose en modelos matemáticos sobre su ocurrencia y evolución futura. Sirve como red de alarma y aviso de crecidas para mitigar los daños producidos por las inundaciones.

La red del Gobierno de Navarra, consta de 24 estaciones de aforo. De ellas, 4 se sitúan en ríos de la vertiente cantábrica y las otras 20 se localizan en la cuenca de Ebro. Esta red se complementa con las estaciones de aforo de la Confederación Hidrográfica del Ebro y la de la Confederación Hidrográfica del Norte en Navarra. Los datos se registran cada 10 minutos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.