Los partidos navarros dan el pistoletazo de salida a la campaña electoral

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

Los partidos navarros han arrancado este jueves la campaña electoral que da inicio a 15 días en los que sus candidatos trasladarán sus propuestas y pedirán el voto a la ciudadanía de cara a las elecciones forales y municipales del 28 de mayo.

Si bien oficialmente la campaña no comienza hasta la medianoche del viernes, los partidos han decidido programar sus actos de apertura este jueves por tarde, todos ellos en Pamplona.

UPN ha dado comienzo a la campaña electoral en la Avenida Carlos III, junto al monumento al encierro. El candidato a la Presidencia, Javier Esparza, ha aseverado que el partido regionalista «es la alternativa real para frenar al PSN y a Bildu» y ha afirmado que «no hay más partidos con posibilidades reales de cambiar este Gobierno». Y ha resaltado que el día 28 de mayo los ciudadanos «tienen la gran oportunidad de cambiar el gobierno en Navarra y ayuntamientos que no compartan».

Esparza ha remarcado que estas elecciones no van de «Sánchez, Feijóo, Díaz o Abascal» sino de «tener otros cuatro años en Navarra un gobierno del PSN con una EH Bildu que incluye en sus candidatos a terroristas de ETA» o un ejecutivo «que haga de esta tierra una comunidad líder». También «de que Joseba Asiron vuelva al Ayuntamiento de Pamplona a paralizarlo todo o de que Cristina Ibarrola sea la próxima alcaldesa» para que «Pamplona siga progresando».

La Sala de Armas de la Ciudadela ha sido el escenario elegido por los socialistas en un acto en el que la candidata a la reelección, María Chivite, ha afirmado que «podemos y vamos a ganar las elecciones en Navarra». «Estamos muy cerca de alcanzar a UPN, podemos tener un Gobierno que refleje esa Navarra que queremos, esa Navarra optimista, con esperanza, con ilusión, alejada de los cenizos», ha dicho. Para ello, ha pedido a la ciudadanía «que confíe en mí», porque el PSN «defiende Navarra» y está situado en la «centralidad política, sin estridencias, con lealtad institucional».

Tras considerar que «solo hay un Gobierno posible, y es un Gobierno liderado por el Partido Socialista», ha añadido que «si no quieren que tengamos dependencias externas, que nos apoyen para tener un Gobierno más progresista y mejorar todavía más esta comunidad». «Que no pierdan el voto en una derecha que no va a gobernar esta comunidad», ha señalado, tras añadir que tanto UPN como Geroa Bai están «instalados en el pasado».

Geroa Bai, por su parte, ha querido enviar su primer mensaje de la campaña en el Paseo Sarasate, junto al Monumento a los Fueros. Uxue Barkos ha manifestado que «salimos a ganar» la Presidencia y a «liderar un Gobierno valiente» que defienda la Comunidad foral «con convicción y sin miedo». «No queremos una Navarra tutelada, en la que se nos marque el rumbo y se nos diga cuándo podemos empezar a andar el camino», ha subrayado. En este sentido, ha lamentado que, a la hora de afrontar la crisis del Covid, la guerra en Ucrania o la crisis energética «nos hemos encontrado con que socios de gobierno y socios parlamentarios se acochinan un poquito cuando hay que plantar cara ante Madrid».

«Geroa Bai tiene que volver a liderar el cambio si queremos que Navarra esté presente en el panorama político general», ha afirmado Barkos, que ha reivindicado una «participación valiente y convencida» el 28 de mayo para «darle la vuelta a lo que han sido cuatro años de perder el impulso de un cambio maravilloso que trajo a Navarra muchas de las oportunidades que hoy estamos viendo en materia de desarrollo». Finalmente, ha reclamado «políticas dignidad para el euskera» frente a los «complejos socialistas» o las «políticas maximalistas».

EH Bildu ha elegido el Auditorio Baluarte para hacer un acto que ha contado con la presencia del coordinador de la coalición, Arnaldo Otegi. La candidata a la Presidencia de Navarra, Laura Aznal, ha afirmado que «este ciclo electoral que se abre es decisivo y en este ciclo este pueblo se juega su futuro para los próximos años». «Navarra ya no se entiende sin EH Bildu, y si ahora tenemos un papel decisivo, lo vamos a tener mucho más», ha indicado, tras subrayar que «cuanto más fuerte sea EH Bildu, mayor es la garantía de acabar definitivamente con las política de la derecha». «Todos lo saben y por eso están tan nerviosos», ha dicho.

Así, ha apostado por desarrollar «políticas valientes que estén a la altura y nuevas soluciones». «Hace falta poder decidir aquí y que nadie decida por nosotras. Para todo esto, tenemos que estar más fuertes», ha señalado, tras mostrarse convencida de que «el 28 de mayo seremos la sorpresa de la noche».

Por su parte, en el kiosco de la Plaza del Castillo, la candidata de Contigo Navarra -coalición formada por Podemos, IU, Bazarre, Alianza Verde, Equo e independientes-, Begoña Alfaro se ha mostrado convencida de que «el haber sido pioneras en aglutinar a toda la izquierda nos va a dar muchísima fuerza en las urnas y va a tener reflejo el próximo 28 de mayo». Igualmente, ha asegurado que «Navarra se va a seguir posicionando como progresista». Ha agradecido a las fuerzas que componen la coalición «el ejercicio de responsabilidad que han hecho» y se ha mostrado convencida de que el 28 a de mayo «vamos a ser la sorpresa».

Alfaro ha señalado que, el día después de las elecciones, planteará «tres grandes pactos» por un «empleo de calidad», por «una vivienda asequible sin que nos tengamos que hipotecar de por vida» y «en defensa de la sanidad pública para defenderla de los lobbys privatizadores».

El Partido Popular ha dado inicio a la campaña electoral en la plaza de la Constitución, donde su candidato a la Presidencia, Javier García, ha destacado que el Partido Popular es «la única alternativa» para que Chivite «no reedite en el Palacio de Navarra». «Querer pactar con un PSOE que ya ha dejado de ser PSOE para convertirse en un club de fans de Pedro Sánchez es no entender que el camino que han elegido Sánchez y Chivite no es el camino del entendimiento sino el del nacionalismo», ha indicado.

A su juicio, «el poder no puede venir a cambio de aparcar los principios y Navarra no merece un gobierno de la mano de quienes llevan a 44 etarras en sus listas». Por todo ello, García ha afirmado que «no es el momento de bailarle el agua a Chivite, ni de aplaudir sus políticas». En este sentido, el candidato ha señalado que este 28M «solo hay una opción». «Los navarros que no quieran más años de Chivite y de nacionalismo solo tienen una garantía: el Partido Popular», ha dicho.

Finalmente, en la Plaza del Castillo, el candidato de Ciudadanos, Carlos Pérez-Nievas, ha asegurado que «no hay ningún otro partido de centro estas elecciones», se ha mostrado convencido de que la formación naranja acabará teniendo representación y ha llamado a «liberarse del bipartidismo». Ha resaltado que «somos más que fueros» y ha defendido que «hay mil formas de sentirse navarro». Por ello, ha animado a «sacudirse lo que es la imposición que viene desde el nacionalismo vasco que gobierna esta comunidad desde hace ocho años» pero la alternativa, ha precisado, «no es venir con un navarrismo que quiere imponernos UPN».

«Hay otras formas de gobernar esta comunidad, una forma de ser navarro mucho más libre y desde luego tomar decisiones mucho más contundentes y que sean mucho más generales», ha defendido Perez-Nievas, que ha resumido las principales líneas de su partido en «clase media, medidas claras en sanidad, educación y en natalidad y familia».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.