Lizarra Ikastola hace una balance «positivo» de un Nafarroa Oinez «atípico»

Lizarra Ikastola ha hecho un balance «positivo» de un Nafarroa Oinez 2021 «atípico», que se ha celebrado este fin de semana en Estella, después de suspenderse en 2020 debido a la pandemia, con un formato «deliberadamente más pequeño», sin el tradicional recorrido y en siete puntos de la ciudad para evitar aglomeraciones.

En un comunicado, la organización ha valorado el «esfuerzo de cientos de voluntarios, entre los que se encuentran familias, trabajadores y personas que forman parte de la comunidad de la Ikastola, y que durante estos dos últimos años se han tenido que adaptar a una situación continuamente cambiante». «Su trabajo y firme creencia en el modelo educativo han dado como resultado una fiesta a la que se han unido otros tantos ikastolazales haciendo que la cita del euskera haya aprobado y con buena nota», ha resaltado.

Así, Lizarra Ikastola ha hecho un balance «positivo» del fin de semana y ha agradecido la colaboración y la «solidaridad» de los asistentes, así como su «obediencia» respecto a los mensajes de «prudencia y responsabilidad». Ha destacado que ha sido una edición «sin incidentes», a excepción de la lluvia, que ha obligado a cambiar el escenario del acto institucional, y en el que los participantes «han demostrado respeto por sí mismos, por los demás, por el entorno y han mostrado su apoyo al proyecto educativo de las ikastolas».

Igualmente, ha agradecido al Ayuntamiento de Estella por la «colaboración y disposición que ha mostrado para hacer posible que la ciudad acoja a la fiesta de las ikastolas de Navarra 2021». «Todo ello es el reflejo de la responsabilidad de Lizarra Ikastola y de Tierra Estella respecto a la difusión de la cultura y la lengua vasca», han manifestado desde el centro, que ha dado «por cumplidos la mayoría de los objetivos».

No obstante, ha subrayado que «no ha sido suficiente». «Dada la situación pandémica, en todo momento se preveía que la fiesta de este año sería distinta y se planteó como un formato pequeño», ha explicado Lizarra Ikastola, que ha recordado que, por esa razón, también se puso a disposición de la ciudadanía una cuenta de Bizum y la página web para «ser partícipes de la fiesta de otro modo no presencial y ayudar a la causa».

Por todo ello, ha apelado a la «solidaridad» con el fin de «lograr también el objetivo marcado en 2019 de que la nueva escuela infantil sea posible y dar continuidad a la labor llevada a cabo por Lizarra Ikastola durante los últimos 50 años de cuidar la educación y el bienestar de las futuras generaciones y de seguir con su ‘euskaldunización’, adaptándose siempre a las necesidades de los niños».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.