Licitadas las obras del nuevo acceso directo desde Elizondo a la N-121-B con una inversión de 485.000 euros

Evitará que los vehículos recorran «una distancia adicional de más de 1 kilómetro» para acceder a la actual variante en sentido Pamplona

PAMPLONA, 12 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha licitado las obras de construcción del nuevo acceso directo desde Elizondo a la carretera N-121-B con una inversión de 485.000 euros.

Mediante esta actuación, según han informado desde el Ejecutivo en una nota de prensa, «se evitará que los vehículos tengan que recorrer una distancia adicional de más de 1 kilómetro desde la zona noroeste de la localidad para acceder a la actual variante en sentido Pamplona».

El anuncio puede consultarse en el Portal de contratación del Gobierno de Navarra, y las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 1 de junio.

El nuevo acceso partirá de la calle Menditurri, junto a la comisaría de Policía Foral. El primer tramo consistirá en un vial urbano de 170 metros de longitud con calzada de 6 metros y una acera de 1,80 metros hasta llegar al paso inferior existente bajo la N-121-B.

Le sigue un ramal de 130 metros de longitud que sirve de transición como ramal de incorporación con la carretera N-121- B en el punto kilométrico 50+040, y que está formado en su parte final por una calzada de 4 metros de anchura con un arcén izquierdo de medio metro y un arcén derecho de 1,5 m. La velocidad de los viales será de 40 km/h, dado el carácter semiurbano de la zona.

La carretera N-121 B, actual variante de Elizondo, cuenta con una limitación de velocidad en el tramo a 80 Km/h y una intensidad media de tráfico de casi 4.000 vehículos en el pk 42+970 y 3.000 vehículos en el pk 54+580, de los que un 3% se corresponde con tráfico pesado.

«REDUCIRÁ DISTANCIAS Y FACILITARÁ LA ACTUACIÓN POLICIAL»

Según han destacado desde el Gobierno, Elizondo «únicamente tiene salida directa a la variante al principio y al final de la misma, por lo que los vehículos necesitan recorrer una distancia de más de 1 kilómetro para poder acceder a la vía por alguna de estas salidas».

Gracias a este acceso directo, «se reducirá la distancia a recorrer, se facilitará la incorporación a la N-121-B y se habilitará una nueva salida desde la comisaría de Elizondo, de manera que facilitará la actuación rápida de la Policía Foral mediante el acceso directo a la variante». Una vez finalice el periodo de licitación y se adjudiquen las obras, éstas tienen un plazo de ejecución previsto de tres meses.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.