Las subgobernadoras de los bancos de Francia y de España apuestan por «combatir la inflación sin generar una recesión»

Así lo han afirmado Sylvie Goulard y Margarita Delgado, durante una mesa redonda en los IV Cursos Europeos de Verano

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

«Deberíamos combatir la inflación sin generar una recesión». Así lo han afirmado la subgobernadora del Banco de Francia, Sylvie Goulard y su homóloga en España, Margarita Delgado, durante la mesa redonda ‘Una política monetaria’ celebrada en el marco de los IV Cursos Europeos de Verano, organizados en Pamplona por la Fundación Diario de Navarra y Equipo Europa para debatir sobre los retos de la Unión Europea.

En este contexto, Margarita Delgado ha señalado que una de las principales diferencias entre la situación actual y la de los años 70 y 80 respecto a la inflación es que «hoy día esa inflación no se ha trasladado a los salarios». Pero sí ha advertido que «tenemos que apretarnos el cinturón» para combatirla.

Según ha asegurado, la «prioridad» de los bancos europeos es luchar contra esa inflación para garantizar la estabilidad financiera y que eso se hará «día a día, en función de los datos que se vayan conociendo». Ha concluido que la economía se encuentra «en terreno positivo», pero que «las previsiones son a la baja y existe mucha incertidumbre».

LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Goulard y Delgado también han abordado su papel en la lucha contra el cambio climático. «Los bancos lo combatimos asesorando gobiernos e invirtiendo con nuestra cartera en proyectos que financien la transición verde», pero «no podemos sustituir a los gobierno», han coincidido.

En esta línea, Goulard ha hecho referencia a la Network for Greening the Financial System -una red que aglutina a bancos centrales para acelerar la ampliación de las finanzas verdes y emitir recomendaciones contra el cambio climático- y ha celebrado que haya pasado de 8 a 120 integrantes en los últimos años porque «realmente es necesaria una intervención financiera global». Eso sí, ha lamentado la «ausencia de Rusia» debido a las «tensiones geopolíticas».

Respecto a esta cuestión, el representante de Bundes Bank en España, Fabian Hubtner, encargado de emitir las conclusiones finales, ha afirmado que la inversión necesaria para la transformación ecológica sería de 350.000 millones de euros en Europa y de 5,7 billones de dólares a nivel mundial.

LA CONVENIENCIA DEL EURO DIGITAL

Durante el encuentro, Goulard ha señalado que el Proyecto Libra de Facebook para sacar una moneda digital «ha acelerado la necesidad de contar con un euro digital». Al respecto, Delgado ha apuntado que esta moneda puede jugar un «papel clave para fortalecer la autonomía estratégica de Europa y su soberanía en el campo de los medios de pago». Asimismo, ha afirmado que «es una oportunidad para que entidades financieras y no financieras desarrollen nuevos negocios».

Sobre esta cuestión, Goulard ha advertido, sin embargo, de que «debe existir un equilibrio entre la privatización de las divisas y la tentación de controlar la vida de los ciudadanos».

NUEVAS ENERGÍAS, MOVILIDAD Y SUMINISTRO DE GAS RUSO

La segunda jornada de los IV Cursos Europeos de Verano también ha acogido otros debates alineados con el lema de este año, ‘Una nueva energía para Europa’. En concreto, se ha celebrado la mesa redonda sobre nuevas energías, protagonizada por la socióloga y asesora de beBartlet, Cristina Monge; el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Taberna; la directora del Departamento de Integración de CENER, Mónica Aguado, y el catedrático de la Universidad de Navarra, Tomás Gómez Acebo.

Durante el encuentro, Aguado ha afirmado que el objetivo es que en 2050 haya un 100% de penetración de energías renovables porque es «tecnológicamente es posible», si bien ha indicado que «hay que aumentar la tasa de electrificación, avanzar en los sistemas de almacenamiento y contar con un marco regulatorio acorde».

Por su parte, Javier Taberna ha apostado por el modelo que proponen las comunidades energéticas y ha puesto como ejemplo el éxito del proyecto de la Cámara de Comercio de Navarra y la Federación Navarra de Municipios y Concejos, ‘Toda Energía I’.

En su turno, Tomás Gómez-Acebo ha abogado por el hidrógeno verde como «la respuesta al mandato de no emitir CO2 a la atmósfera». «Un kilo de hidrógeno cuesta 1,7 euros. Si lo ponemos en un coche, nos sirve para recorrer 120 kilómetros y es más barato que la gasolina», ha apuntado. Y ha detallado que, por el momento, es más viable en vehículos pesados. Eso sí, «hay que producir más electricidad», ha concluido.

Por último, Cristina Monge ha reafirmado que «la factura que pagamos por seguir dependiendo del gas ruso es muy cara, ya que una Europa dependiente de combustibles fósiles es más insegura en términos militares y sociales». También ha advertido sobre las consecuencias de las crisis climáticas, como son las olas de calor, incendios y sequía. Por eso, ha abogado por las energías verdes con recursos como los Fondos Europeos Next Generation.

Seguidamente, el consultor independiente en el sector energético Carlos Cagigal ha disertado sobre si es posible la desconexión del gas ruso sin problemas de suministro, concluyendo que «el suministro en invierno está garantizado, tanto en España como en Europa».

Por último, se ha celebrado la mesa ‘Europa, movilidad de futuro’, a cargo de la directora General de Transportes y Movilidad del Gobierno de Navarra, Berta Miranda; el director general de CENER, Pablo Ayesa; el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona, Fermín Alonso, y el director de Desarrollo de Lorauto Electric Mobility, Eduardo López.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.