Las personas con dependencia moderada tendrán derecho a una plaza pública en centro residencial a partir de 2024

Navarra ha apoyado esta medida en el en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema de Atención a la Dependencia (SAAD)

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

Las personas en situación de dependencia moderada tendrán derecho a una plaza pública en un centro residencial en 2024. Esta es una de las principales medidas aprobadas este miércoles en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) celebrado en Madrid, en el que la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mª Carmen Maeztu, ha votado a favor de este acuerdo para el desarrollo de mejoras en las prestaciones y servicios del SAAD. Previo al Consejo, Maeztu se ha reunido con el Secretario de Estado del Ministerio de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez.

El acuerdo aprobado este miércoles es una de las medidas contempladas en el Plan de choque en dependencia que, desde su aprobación en 2021, «ha tenido un impacto positivo en diferentes materias». «Concretamente, ha permitido incrementar en 181.000 el número de personas, hasta superar los 1,3 millones de personas (en Navarra se ha atendido a 1.384 personas más); ha reducido las listas de espera para acceder a una prestación o servicio o para una valoración; y ha reducido los tiempos de tramitación desde que se realiza una solicitud de prestación o servicio», ha resaltado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Siguiendo con el cumplimiento de este Plan, el Consejo Territorial ha aprobado nuevas medidas, que «tendrán un impacto directo en la intensidad de prestaciones y servicios y la mejora del acceso a los mismos», ante las cuales el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra se ha mostrado a favor y que serán de aplicación en Navarra una vez que sean desarrolladas en la normativa foral.

La nueva norma, que ahora deberá ser aprobada por el Gobierno en forma de Real Decreto, como establece la Ley de Dependencia, tiene tres objetivos fundamentales. En primer lugar, culminar el proceso de «reversión de los recortes que sufrió el SAAD en los años 2012 y 2013». Para ello, se propone incrementar tanto la intensidad del servicio de ayuda a domicilio como las cuantías de las prestaciones económicas.

Otro de los objetivos es la adaptación de la norma a los paradigmas derivados de la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad. Por último, con este acuerdo también se pretende «favorecer la flexibilidad» e incrementar las posibilidades de combinación de prestaciones y servicios del SAAD para una adecuación más personalizada.

La primera medida aprobada ha sido que la atención residencial se incluya en el catálogo para personas con grado I de dependencia moderada, permitiendo de esta manera que la persona con dependencia moderada pueda acceder a una plaza pública residencial. Esta medida entrará en vigor a partir del año 2024, una vez que el acuerdo del Consejo Territorial sea aprobado como Real Decreto por el Gobierno.

Por otro lado, se ha aprobado una modificación en el acceso a la prestación económica para cuidados en el entorno familiar, de tal manera que se facilita el acceso a la misma.

AUMENTAN LAS PRESTACIONES ECONÓMICAS

Respecto al incremento de las cuantías máximas de las prestaciones económicas, se ha acordado que las prestaciones económicas vinculadas al servicio se incrementan con carácter general un 4,5% y las prestaciones para asistencia personal, del mismo modo, aumentarán en un 4,5%.

También se han incorporado las cuantías mínimas, lo cual en el caso de Navarra «tendrá un efecto positivo en la mejora de las ayudas económicas a las personas con dependencia moderada». Para el resto de personas en situación de dependencia, las ayudas forales «ya están por encima del nuevo nivel mínimo acordado».

Otra medida que contempla el acuerdo firmado este miércoles es el incremento de la intensidad de las horas de ayuda a domicilio. De esta manera, para las personas con grado I de dependencia el intervalo de horas de ayuda para dicho grado pasaría a situarse entre 20 y 37 horas (hasta ahora, se contemplaba un máximo de 20 horas al mes). Para las personas con grado II de dependencia, el mínimo de horas al mes se situará entre 38 y 64 horas (ahora el mínimo está fijado entre 21 y 45 horas); y para el grado III de dependencia el mínimo de horas será entre 65 y 94 horas al mes (en comparación al mínimo entre 46 y 70 horas/mes actual).

Otras modificaciones aprobadas tienen que ver con mejoras técnicas para adaptarse a la normativa de protección de datos, para actualizar la normativa de baremo de valoración de la discapacidad, para indicar la teleasistencia como servicio complementario o para aclarar que los máximos de intensidad del SAD son ampliables por las comunidades autónomas.

La consejera Maeztu ha valorado esta batería de mejoras como una «muy buena noticia», pues «revierte los recortes llevados a cabo en 2013 por el Gobierno del PP y refuerza las prestaciones y servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia en toda España». «Estas medidas no habrían sido posible sin el compromiso del Gobierno de España que ha triplicado la inversión social en atención a la dependencia en la presente legislatura, pasando de un presupuesto en torno a los 1.300 millones a uno de casi 3.300», ha señalado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.