Las contrataciones de la Mancomunidad de Montejurra “cumplen razonablemente los principios de publicidad”, según Comptos

También ha analizado las remuneraciones y contratación de personal de los ayuntamientos de Lekunberri, Lodosa, Ribaforada y Sangüesa

La Cámara de Comptos considera que los procesos de contratación de la Mancomunidad de Montejurra “cumplen razonablemente los principios de publicidad, mérito y capacidad”, aunque se han detectado “algunas deficiencias”.

Comptos ha publicado un informe sobre remuneraciones y contratación de personal en la Mancomunidad de Montejurra y en los Ayuntamientos de Lekunberri, Lodosa, Ribaforada y Sangüesa. El trabajo lo solicitó el Parlamento de Navarra a instancias del grupo de Navarra Suma, ha informado el órgano fiscalizador en una nota.

En cuanto a la Mancomunidad de Montejurra, Comptos explica que integra a 63 ayuntamientos de la Comarca de Estella a cuyos habitantes ofrece dos servicios básicos: ciclo integral del agua y recogida de residuos sólidos.

Cuenta con dos sociedades que son las que contratan la mayor parte del personal. En total, hay 122 empleados. Los procesos de contratación “cumplen razonablemente los principios de publicidad, mérito y capacidad”, aunque se han detectado “algunas deficiencias”. Respecto a las remuneraciones, consta que el kilometraje y algunas indemnizaciones “no han sido incluidas en nómina”.

Respecto a Lekunberri, el Ayuntamiento tiene ocho empleados. En 2015, el pleno convirtió a tres empleados temporales en fijos, “incumpliendo los principios básicos de acceso al empleo público”. En la revisión de nóminas se han detectado “algunas deficiencias ya corregidas”.

El Ayuntamiento tiene un organismo autónomo -Escuela de Música Aralar- cuya plantilla orgánica no se ha aprobado, algo que la Cámara de Comptos ya pidió en un informe de 2010.

El informe dice que en una contratación del ayuntamiento y en dos de la sociedad municipal Garapen Elkarte, S.L. “no se han respetado los principios de acceso al empleo público: igualdad, concurrencia, mérito y capacidad”.

En cuanto al Ayuntamiento de Lodosa, su plantilla orgánica “no recoge las necesidades estructurales del ayuntamiento”, según Comptos. De hecho, de los 46 puestos de trabajo 31 no están incluidos en dicha plantilla, entre otros los del personal de la Escuela de Música. A raíz de dos inspecciones de trabajo en 2012 y 2017, 19 contratos temporales se convirtieron en indefinidos. En los procedimientos de contratación analizados se han cumplido los principios de acceso al empleo público.

Respecto al Ayuntamiento de Ribaforada, la plantilla la componen 15 puestos. Los seis de régimen funcionarial están vacantes. Se ha revisado una muestra de nóminas con resultado positivo. Las contrataciones también cumplen, en general, con los principios de concurrencia, mérito y capacidad.

La Escuela de Música y el Consejo de Deportes cuentan con 25 personas con contrato a tiempo parcial. Al personal de la Escuela de Música se le realiza anualmente un contrato de nueve meses para el curso escolar. El informe califica dicha contratación “no acorde con la naturaleza de la actividad”, pues se trata de necesidades permanentes.

En cuanto al Ayuntamiento de Sangüesa, tiene 30 empleados. Consta un nombramiento interino que ha superado ampliamente el plazo máximo de un año fijado por la normativa. Las nóminas están bien elaboradas, con alguna excepción. Los expedientes de contratación revisados cumplen con los principios de concurrencia, mérito y capacidad.

La Escuela de Música cuenta con 19 empleados cuyas condiciones se rigen por convenio propio. El informe subraya la “alta temporalidad” en el personal de la escuela. La revisión de nóminas es positiva, lo mismo que los expedientes de contratación de personal.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.