La Universidad de Navarra y el Gobierno foral inauguran en Estella-Lizarra una exposición para ‘recordar’ el Camino de Santiago

La exposición ‘Memoria / Memories’, formada por objetos creados por estudiantes de Diseño de la Escuela de Arquitectura, permanecerá hasta el 22 de octubre en la Oficina de Turismo 

Calcetines que dejan huella, una capa impermeable inspirada en un mapa, un juego de cartas para conocer aves navarras, productos de cosmética natural, un utensilio para degustar pinchos, kits para elaborar cuajadas y pacharán… Estos son algunos de los productos que forman parte del proyecto llevado a cabo por estudiantes de 3º de Diseño de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra en colaboración con la Dirección General de Turismo del Gobierno Foral. Los objetos se han creado con el fin de servir al peregrino y a los visitantes como recuerdo de su paso por el Camino de Santiago en Navarra. 

El proyecto se ha materializado en la exposición ‘Memoria / Memories’, que se ha inaugurado esta semana en la Oficina de Turismo de Estella-Lizarra y que permanecerá abierta hasta el 22 de octubre. “Los objetos expuestos son portadores de memoria y pueden evocar lugares, personas o experiencias vividas. Este proyecto pretende profundizar en esta cualidad y tiene como resultado esta exposición, que muestra la riqueza de la tradición, la naturaleza y la cultura de Navarra”, explica María Villanueva, una de las profesoras de la Escuela de Arquitectura que han dirigido la actividad. En el proyecto han colaborado, además, los profesores de la Escuela Santos Bregaña, Amaia Zuazua y María Duro.

El director del Servicio de Planificación e Innovación Turística del Gobierno de Navarra, Alberto Ecay, asegura que “esta colaboración con los estudiantes es importante porque aporta otra mirada hacia el Camino de Santiago, tan estratégico para la comunidad foral. Valoramos especialmente el trabajo de conceptualización y fabricación de los diseños y esperamos materializar alguno de ellos para nuestras acciones promocionales”. Por su parte, María Villanueva añade que este acuerdo con la dirección de Turismo supone un estímulo para los estudiantes, “ya que permite crear un marco real en el que desarrollar los proyectos y, por tanto, una aproximación al mundo profesional”.

A la inauguración asistieron, además, la jefa del Negociado de Coordinación de Proyectos Transversales, Nieva Uriz Domezáin; el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella-Lizarra, Maxi Ruiz de Larramendi y otros miembros de esta; el director de la Escuela de Arquitectura, Carlos Naya; y el director de Desarrollo de la Escuela de Arquitectura, Eduardo Domingo. 

La exposición cuenta también con un concurso en el que los usuarios pueden votar de forma presencial el objeto que más les guste. Entre los participantes se sorteará un lote de productos gastronómicos. También se llevará premio el autor o autora del diseño que reciba la mayor puntuación.

Objetos para no olvidar

Los 10 mejores trabajos del proyecto que han sido elegidos para la exposición se han inspirado en todo lo que tiene que ver con vivir el Camino de Santiago: gastronomía, historia, cultura, naturaleza y los momentos con las personas se conocen en el trayecto.

La alumna Ana Andueza ha diseñado Kirolarru, una bota de vino inspirada en las calabazas peregrinas, recipientes que formaban parte del atuendo clásico del peregrino medieval, junto con el bordón y el zurrón. Rocío Ruiz también se ha inspirado en atuendos antiguos como la esclavina y el sombrero para diseñar Gidari, una capa impermeable que sirve de recuerdo con el mapa del Camino como decoración. Mirian Águeda decidió diseñar el calcetín de silicona ¿Por qué me sigues? para dejar huella con un mensaje. 

Por otro lado, Carmen Parrado y Sabina Suárez decidieron poner en valor la gastronomía navarra con Kizkilurrin y Patxaran. Se trata de dos kits, el primero sirve para elaborar cuajadas y el segundo para preparar pacharán casero.

El resto de estudiantes se han centrado en el entretenimiento, la utilidad o el bienestar del peregrino: O-na Natural Balms, de Pablo Barné, bálsamos naturales inspirados en la pasión de su bisabuelo por las plantas medicinales; Korapilo, de Sara Echeveste, un kit formado por un libro de nudos y un mosquetón con diferentes utilidades; Augurium, de Romana Fernández de Piérola, un juego de cartas con las aves navarras como protagonistas; Txotx, de Ariane Legarra, un utensilio de madera para degustar pinchos; y Lur, de Aroa Salinas, jabones creados a raíz de plantas medicinales.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.