La pertinaz sequía causa honda preocupación en Tierra Estella

La sequía que desde principios del verano afecta a la Merindad de Estella está provocando una gran preocupación entre los agricultores. La ausencia de precipitaciones incide en los cultivos, los acuíferos y el medio ambiente en general.

La estación meteorológica de Estella ha recogido solamente 28 litros por metro cuadrado desde el inicio de la época estival, cuando la media histórica ronda los 110.

La sequía afecta en especial a la Ribera estellesa, aunque también a la zona media y a la montaña; en el caso del parque natural de Urbasa-Andía (foto), los pastos están prácticamente agostados en buena parte del espacio protegido patrimonio de todos los ciudadanos navarros.

Los cauces de los ríos Ega y Urederra, así como los acuíferos comienzan a resentirse de uno de los veranos más secos de los últimos lustros, ya que ni siquiera las tormentas han hecho acto de presencia. Las temperaturas, sin embargo, se sitúan en torno a la media histórica.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.