La nueva ordenanza de rehabilitación de viviendas divide Pamplona en cuatro zonas de actuación

Establece Casco Antiguo, Ensanche y Milagrosa como áreas prioritarias

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

El anteproyecto de la nueva ordenanza de rehabilitación de viviendas elaborado por el Ayuntamiento de Pamplona engloba por primera vez toda la ciudad y la divide en cuatro zonas de actuación, de forma que Casco Antiguo, Ensanche y Milagrosa tendrán una consideración «especial» respecto al resto de barrios de la ciudad, dadas sus «particulares características constructivas».

Según ha informado el Consistorio en una nota, la nueva ordenanza regulará las ayudas municipales en materia de rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética, dando prioridad a las comunidades de propietarios frente a propietarios individuales.

El documento, aún en fase de aprobación, debe ser todavía ratificado por la Junta de Gobierno de Local, para después someterse a exposición pública durante quince días para recibir aportaciones de la ciudadanía y de los sectores implicados.

Una vez valorada su inclusión en la nueva redacción, ésta se someterá nuevamente a aprobación de la Junta de Gobierno, como Proyecto de Ordenanza, para su posterior pase a Pleno. El objetivo es que la nueva ordenanza pueda estar lista antes de que finalice el primer semestre de este año, para hacer frente a la nueva realidad en materia de rehabilitación.

La anterior ordenanza data de 2007, y la nueva normativa, además de extenderse a toda la ciudad, establece nuevos criterios para las viviendas del barrio de Milagrosa, que pasa a tener un estatus especial. Así, pasa a asimilarse al Casco Antiguo y a los dos Ensanches, de forma que se establece una ayuda complementaria para rentas bajas.

En conjunto, las ayudas estarán dirigidas a viviendas de más de 50 años para actuaciones generales y de más de 30 en el caso de obras de accesibilidad. Asimismo, se prestará «especial atención» a conjuntos residenciales incluidos en Proyectos de Intervención Global (PIG).

AYUDAS PARA MEJORAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

Las actuaciones de eficiencia energética «cobran especial relevancia» en esta nueva ordenanza. Así, entre las actuaciones subvencionables para todos los barrios de la ciudad, se encuentran la mejora de la envolvente térmica del edificio, y la reducción del consumo energético mediante la mejora de la eficiencia de las instalaciones térmicas centralizadas, incluyendo la implantación de energías renovables, que alcancen las exigencias del Código Técnico de la Edificación.

También se subvencionará la instalación de ascensor en edificios que carecían de él y su adaptación a la normativa actual, si ya lo tuvieran. En el barrio de Milagrosa, se añaden también ayudas para la adquisición de superficies de locales en bajos para implantar ascensor, cuando las dimensiones del portal y hueco de escaleras no lo hacen viable.

En el Casco Antiguo y Ensanches, a todas estas actuaciones, se suman otras como medidas subvencionables, entre las que destacan las obras de adecuación estructural y de adecuación urbanística, los trabajos singulares de acabados de fachadas y la instalación de columnas de baño, cocinas, calderas y ventilación de patios cubiertos en obras de rehabilitación.

El objetivo es que aquellas obras ya iniciadas que cumplan los requisitos puedan beneficiarse también de todas estas modificaciones, una vez se apruebe la ordenanza. La Oficina de Rehabilitación será la encargada de tramitar los expedientes de ayudas.

AMPLIACIÓN A TODA PAMPLONA

La ordenanza actualmente en vigor, y aprobada en 2007, únicamente contemplaba las ayudas de rehabilitación a edificios ubicados en las Áreas de Rehabilitación Preferente, que afectan al Casco Antiguo y los dos Ensanches.

No obstante, «dada la antigüedad y carencias que presentan algunas zonas de la ciudad», el Consistorio se planteó el año pasado la posibilidad de ampliarla a barrios como la Milagrosa, Txantrea, Etxabakoitz, Rochapea o San Jorge, con el objetivo de actualizar el parque edificado de la ciudad con criterios de sostenibilidad y de accesibilidad.

Con respecto a la ordenanza actual, el nuevo documento plantea la eliminación de las ayudas a la restauración de fachadas de más de 50 años, «porque en este tiempo ya se ha logrado rehabilitación prácticamente el grueso de las fachadas del Casco Antiguo y Ensanches susceptibles de recibir ayudas».

También se eliminarán las ayudas para iluminar las fachadas en el Casco Antiguo, así como las subvenciones para la promoción de aparcamientos en esta misma zona de la ciudad.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.