La MCP comienza el abandono definitivo de combustibles fósiles con 13 nuevas villavesas propulsadas por gas renovable

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha presentado los primeros 13 nuevos autobuses propulsados por gas natural comprimido (GNC) con Garantía de Origen Renovable (GdO) que desde hoy forman parte de la flota del Transporte Urbano Comarcal (TUC). Asimismo, ha sido presentada la nueva instalación de suministro de gas natural para la flota del TUC.

En el acto, que ha tenido lugar en las cocheras del TUC, han intervenido la directora general de Transportes y Movilidad Sostenible del Gobierno de Navarra, Berta Miranda, el presidente de la MCP, David Campión, y el director general del Grupo Moventis, Juan Giménez.

Los autobuses presentados este viernes son los primeros propulsados por GNC que se incorporan a la flota del Transporte Urbano Comarcal después de que la MCP aprobara en 2021 el II Plan de energías menos contaminantes del TUC para la progresiva sustitución de autobuses contaminantes. En consecuencia, la MCP ya no incorporará más autobuses de gasoil y comienza a abandonar progresivamente este combustible en la flota del Transporte Urbano. El gasoil ha sido el combustible utilizado de forma ininterrumpida como propulsor de las villavesas desde la puesta en marcha de este servicio en 1929, hace más de 90 años.

El abandono del gasoil y la incorporación de nuevos autobuses movidos con Gas de Origen Renovable cumple una doble finalidad: por una parte, las nuevas villavesas serán «vehículos limpios» sin afección a la calidad del aire urbano, adelantándose a la delimitación de la Zona de Bajas Emisiones de Pamplona y, por otra parte, serán «neutras en carbono» ya que al utilizar gas con garantía de origen renovable se consumirá un combustible equivalente a un volumen igual de biometano inyectado en la red. Con este paso, la Mancomunidad se encamina hacia su objetivo general de ser ‘Neutra en Carbono en 2030’, siendo la primera entidad local del estado en utilizar gas de origen renovable como combustible de los autobuses.

Desde que en el año 2014 la Mancomunidad comenzó a medir y a certificar la huella de carbono de sus servicios, el impacto de esta en el Transporte Urbano Comarcal se ha reducido ya un 16% hasta el año 2021 (de 14.291,4 a 12.001,5 tCO2eq).

Además, a lo largo de los próximos años será la Mancomunidad la que genere su propio biometano, tanto a partir de los lodos de la EDAR de Arazuri, como del tratamiento de la materia orgánica de los residuos urbanos en el nuevo Centro Ambiental de Imárcoain. Este proyecto se enmarca en las políticas de economía circular a escala local, de forma que este biometano con origen en los residuos de la Comarca de Pamplona sirva de combustible para las flotas de los vehículos pesados de la Mancomunidad: los autobuses del TUC, los camiones de recogida de basura y los vehículos de mantenimiento del Ciclo Integral del Agua.

Una vez concluido este proyecto, la totalidad de los residuos orgánicos servirán como base energética para mover las flotas de autobuses y camiones de residuos, antes de proceder a su compostaje con fines agrícolas.

NUEVA INSTALACIÓN DE SUMINISTRO DE GAS

Otra de las novedades presentadas hoy ha sido la instalación de suministro de gas ubicada en la campa exterior de las cocheras que permitirá repostar a los nuevos buses propulsados por GNC.

El sistema obtiene el gas de la red de Nedgia, distribuidora de gas del grupo Naturgy, y estabiliza la presión antes de elevarla mediante los compresores hasta 250 bares. Posteriormente el gas se distribuye a una zona de almacenamiento. La recarga de los autobuses se realiza por diferencia de presión. Se han habilitado dos puntos de suministro de gas: uno en la zona de repostaje en la campa exterior y un segundo surtidor de gas junto a la entrada a la nave de aparcamiento de autobuses.

Cabe señalar que para alimentar los compresores y los servicios auxiliares se ha ejecutado un nuevo centro de transformación eléctrica de 1.000 KVa dejando como reserva una celda de línea para una futura instalación para cargadores de vehículos eléctricos.

En su intervención, David Campión ha afirmado que esta presentación de los nuevos autobuses de gas supone un paso trascendental de la Mancomunidad para alinearse con los retos actuales de la movilidad moderna. «Por un lado, nos implicamos totalmente en la lucha contra el cambio climático abandonando la compra de vehículos con combustibles fósiles y por otro mejoramos la calidad del aire al adoptar un combustible como el gas que tiene una emisión de partículas mucho menor», ha explicado el presidente de la MCP.

Por su parte, Juan Giménez ha recordado que en 2015 se presentaron los primeros vehículos híbridos para la flota del TUC, iniciando así el camino de la sostenibilidad del transporte público. Asimismo, ha anunciado que entre 2023 y 2024 se incorporarán 20 vehículos eléctricos y otros doce impulsados por gas, por lo que a finales del año 2024 ya serán sostenibles 115 vehículos de un total de 159, un 75% del total de la flota.

Finalmente, Berta Miranda ha subrayado la apuesta por el transporte público, que «es una realidad que debemos desarrollar en todas las administraciones públicas, ya que el ofertar un servicio de transporte público óptimo y eficiente es esencial para la ciudadanía». La directora general de Transportes y Movilidad Sostenible del Gobierno de Navarra también ha destacado que «la incorporación de estos nuevos vehículos, así como la infraestructura para abastecerlos, marca un nuevo hito en la progresiva descontaminación de los medios de transporte colectivo en Navarra».

LOS NUEVOS AUTOBUSES PROPULSADOS POR GAS

Los 13 nuevos vehículos propulsados por gas son de la marca Scania, modelo C340 CASTRO New City, siete de ellos articulados, con 18 metros de longitud y seis rígidos de 12 metros. Se estima que el tiempo de repostaje medio de cada bus será de unos 4 minutos y la autonomía de cada bus tras cada carga de gas será de unos 300 km aproximadamente.

Estos autobuses incorporan motores de nueva generación con 340 CV que reducen el consumo en un 15% respecto a modelos anteriores. Además, presentan mejoras en el chasis con una reducción de peso de 150 kg y una mejora del 15% de la superficie de pasaje. Los vehículos disponen de equipos de purificación de aire, y cuentan con videocámaras de seguridad, por lo que cuando se retiren los autobuses a los que sustituyen estos nuevos, el 100% de la flota contará con este sistema. Además, las 13 nuevas villavesas incorporan el sistema de seguridad activa Mobileye que funciona con cinco cámaras en cada vehículo y alerta al personal conductor si hay un riesgo inminente de colisión. Finalmente, hay que destacar que los nuevos vehículos cuentan con la rampa de acceso para sillas de ruedas adecuada y contrastada con el CERMIN.

Los seis nuevos vehículos rígidos ya forman parte de la flota y los siete articulados se incorporarán a lo largo del mes de agosto. La compra de estos vehículos fue adjudicada en octubre de 2021. Cada autobús rígido ha supuesto un coste de 296.500,00 euros (sin IVA) y el precio de cada vehículo articulado ha sido de 402.100,00 euros (sin IVA). El total de la adquisición asciende a 4.593.700,00 euros (sin IVA)

Con la incorporación de los 13 nuevos vehículos y la retirada de los 13 más antiguos, la flota del TUC tiene 159 vehículos y la edad media es de 6,64 años. Del total de la flota, 62 vehículos son articulados (18 metros), 95 de 12 metros y 2 de 10 metros. Cabe señalar que con la incorporación de los nuevos vehículos el Transporte Urbano Comarcal cuenta con 66 vehículos híbridos, 6 eléctricos y los 13 nuevos propulsados por gas de origen renovable, lo que supone que el 53% de la flota esté integrada por vehículos ambientalmente eficientes.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.