La importancia de la gestión de equipos en el centro de la jornada anual empresarial

El pasado viernes tuvo lugar la jornada empresarial presidida por Sodena en el hotel  de Pamplona El Toro a la que asistieron un centenar de personas representantes de empresas que han dado empleo a un total de 1.832 personas en la comunidad foral. El encuentro se desarrolló bajo el nombre de ‘Generando empresa, conectando personas-Tldeak eraikitzen’ y en su epicentro estuvo el tema de la gestión de las personas y la cooperación entre todo el tejido empresarial. Tal y como destacó el presidente de Sodena, Manu Ayerdi, la única forma de hacer que las empresas sean más transparentes, abiertas y sostenibles es mediante la creación de un liderazgo participativo y concienciar a las empresas de la responsabilidad social. Ayardi, además, resaltó la necesidad de cooperación entre empresas mediante la búsqueda de proyectos colaborativos entre los diferentes agentes empresariales. Con esta propuesta, se pretende que las empresas apoyadas por el capital financiero de Sodena continúen creciendo y siendo rentables; por el momento ya hay datos que señalan que estas compañías han crecido un 90% cuando la media de las empresas navarras está en el 36%. 

Sobre Sodena 

Sodena fue creado por el Gobierno de Navarra con el propósito de apoyar proyectos empresariales que se encontraran en cualquier fase de desarrollo. La misión de Sodena es la de captar y desarrollar compañías que puedan aportar un valor extra para contribuir en el progreso de la región y en la creación de empleo de calidad, además de apoyar la inversión exterior e impulsar la colaboración empresarial. En definitiva, el objetivo de Sodena es que ningún proyecto de negocio de la comunidad foral, con una perspectiva viable, se quede sin ver la luz por falta de financiación.                                                                               

Un ejemplo de empresa que se ha beneficiado del capital ofrecido por Sodena es BidAway que acaba de devolver los 60.000 euros del préstamo que la compañía recibió en el 2012. BidAway es una plataforma online que, en un principio, se dedicaba a la subasta de habitaciones vacantes en hoteles exclusivos y que con los años se dedicó a ofrecer experiencias exclusivas con famosos, destinando parte del dinero a causas benéficas. Algunas de las personalidades que han recurrido a sus servicios para recoger fondos han sido Andrés Calamaro, Sergio Dalma o Neymar.  BidAway se ha introducido en el mercado estadounidense gracias a que en 2014 fue una de las empresas que ingresó en la incubadora americana 500 Startups y que en los últimos tiempos ha recibido una inyección de 1,3 millones de euros.

Sodena también cofinancia, junto al Gobierno de Navarra, el proyecto ‘Consolidación y crecimiento para empresas de tamaño medio’, organizado por la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). En este 2018 se realizará la tercera edición del programa en el que participarán 8 empresas y donde se perfilarán las estrategias para que las compañías participantes ganen tamaño y competitividad y todo basado en 5 líneas de acción: organización y talento, innovación, internacionalización y crecimiento inorgánico. Las compañías seleccionadas, entre las que se encuentran Aceites Sandúa, Acunsa Egrin o Grupo Oxicortes serán analizadas por un experto que diseñará una hoja de ruta personalizada para conseguir los objetivos del programa.

Aftercare es otro programa en el que Sodena participa y que está centrado en las multinacionales, sobre todo, agroalimentarias, metalúrgicas y de automoción que están asentadas en Navarra con el propósito de ayudar a que no se produzca la deslocalización. El proyecto visitará a un total de 53 compañías internacionales para mejorar la comunicación entre el sector público y privado y qué causas pueden favorecer la retirada de inversión privada en el territorio foral.                                                           

Sobre la gestión de equipos y la cooperación

La gestión de equipos ha sido la protagonista de la reunión de este año entre responsables empresariales y Sodena, práctica que en los últimos años se ha revelado como imprescindible para el crecimiento de la cantera de negocio. Una buena organización del material humano ayudará a su cohesión para la búsqueda de objetivos comunes que beneficiarán a la empresa. Una compañía que invierta en la cohesión del talento del que dispone, ayudará a eliminar las jerarquías para que los trabajadores tengan un margen de actuación mejor; aumentará la capacidad global con la unión de los conocimientos individuales; hará a la compañía más fuerte ante las amenazas externas y fomentar los lazos entre los trabajadores y los de ellos con la empresa.

Para fomentar estas cualidades, en la jornada anual del pasado día 29 se desarrollaron dos casos prácticos en el que participaron un elevado número de empresarios: ‘Habilidades negociadoras’ desarrollado por Javier Salvat experto en desarrollo del talento y ‘La empresa, las personas y la tecnología’ desarrollado por Jon Angulo de Hydro Rubber Ibérica.

La cohesión de equipos ha ganado importancia con los años por ser una de las herramientas imprescindibles para dotar de mayor valor a la empresa y que llegue a ser realmente competitiva. Además de los cursos o seminarios para que los líderes empresariales sean más eficientes en la gestión de equipos, cada vez hay más actividades que ayudan a fomentar la cohesión entre empleados para aprender a coordinarse por un mismo objetivo. Hay empresas dedicadas al TeamBuiding o a la construcción de equipos que ofrecen diferentes tipos de juegos como de casino o poker organizados para que los empleados disfruten y jueguen juntos sin importar su posición en la compañía; viajes organizados con el único objetivo de pasar unos días de ocio; juegos de situación en el que los participantes deben resolver un enigma juntos o actividades creativas como la creación de un mural común.

En los últimos años, gracias al desarrollo tecnológico y a la llegada de la cuarta revolución industrial, está despuntando la neurociencia como materia para la motivación de equipos. La adaptación a los cambios y a la evolución tecnológica hacen imprescindible la creación de un equipo que pueda adaptarse bien al estrés, que esté motivado y que esté abierto al aprendizaje. Para ello ha sido creado el modelo Scarf de neuroliderazgo que acerca la neurociencia a la gestión de equipos adaptándola a las transformaciones que han llegado y que vendrán traídas por la tecnología.