La Guardia Civil destruye un artefacto explosivos en Mendigorría

Publicidad

Los artefactos estaban en avanzado estado de oxidación

Pamplona- Iruña, 28 de agosto de 2020

La Guardia Civil de Navarra, a través del Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX), ha destruido recientemente una granada de mano en Mendigorría.

En la localidad de Mendigorría, mientras se realizaban obras de reacondicionamiento y rehabilitación de una vivienda, la propietaria localizó en la bajera lo que bien pudiera ser una granada de mano y una pistola, por lo que dio aviso mediante llamada telefónica al Cuartel la Guardia Civil de Artajona. Igual que en el caso anterior se desplazaron al lugar patrullas de Seguridad Ciudadana para comprobar el hecho y establecer un perímetro de seguridad.

El GEDEX de la Guardia Civil de Navarra se hizo cargo de las actuaciones con la granada, certificando que se trataba de una granada de mano modelo conocido como ‘granada bola de cama’, con una antigüedad de unos 80 años, usada ampliamente en la pasada Guerra Civil Española.

En ambas actuaciones, por parte de los agentes se trasladaron los artefactos explosivos a un lugar seguro, evitando riesgos para personas, animales o materiales, donde procedieron a su destrucción de forma controlada, ha precisado la Guardia Civil.

El arma hallada en el mismo inmueble de Mendigorría es una pistola de pequeño calibre 7’65 mm, con una antigüedad entorno a 90 años, fue incautada por la Intervención de Armas de la Guardia Civil, que inicia un procedimiento recogido en el Reglamento de Armas, que finaliza con la destrucción de la pistola.

Forma de actuar ante este tipo de hallazgos

Los hallazgos de armas siempre se deben de poner en conocimiento de la Guardia Civil lo más rápido posible, sin manipularlas e impedir que otros las manipulen, y será la Intervención de Armas de la Guardia Civil quien indicará el destino y el uso de cada una en particular, según se recoge en el Reglamento de Armas.

La Guardia Civil ha recordado que no está permitida ni la tenencia, ni la compraventa, ni el coleccionismo de artefactos explosivos. Aunque puedan parecer inofensivos debido a su antigüedad y estado de oxidación, pueden contener en su interior material explosivo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.