La economía navarra crece un 0,7% en el segundo trimestre, «un avance más moderado» que en el primero

PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

El Producto Interior Bruto (PIB) de Navarra ha crecido durante el último trimestre en un 0,7%. Se trata de un nuevo incremento, si bien, algo «más moderado» frente al registrado durante el primer trimestre del año (1%). En términos interanuales, el dato que este viernes ha dado a conocer el Instituto Navarro de estadística (NASTAT) también refleja un crecimiento de la economía navarra, en este caso del 4,5%.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, ha explicado que ese crecimiento más moderado en el segundo trimestre «se explica por el enfriamiento del consumo final y la desaceleración del ritmo de crecimiento de la formación bruta de capital y que refleja el impacto del contexto económico provocado por el conflicto bélico en Ucrania y el imparable aumento de la inflación».

La consejera ha ofrecido estas cifras en una rueda de prensa en la que ha recordado «la importancia que tiene que el PIB de Navarra siga creciendo». «Lejos de discursos de extremo pesimismo – ha sostenido – debemos encarar el presente desde el realismo que nos dice que nuestra economía sigue siendo robusta y sigue creciendo, aunque lo haga de forma algo más moderada que en el primer trimestre del año».

Según ha dicho, el avance registrado durante estos tres meses «cierra la brecha provocada por el COVID-19 en la Comunidad foral, y el producto interior bruto rebasa, por primera vez desde 2020, los niveles previos a la pandemia».

EL MOTOR DEL EMPLEO ANTE EL EFECTO DE LA INFLACIÓN

En su intervención, Saiz ha explicado que los indicadores coyunturales de los que dispone el departamento de Economía y Hacienda «revelan un repunte notable de la actividad del sector servicios en abril y mayo». «La cifra de negocios de los servicios de mercado aumentó un 27% respecto a esos mismos meses de 2021 y un 19% respecto al primer trimestre del año, debido sobre todo al impulso del turismo», ha señalado.

Por su parte, ha añadido, la actividad industrial, disminuyó un 0,9% de promedio en abril y mayo en comparación con el ejercicio anterior.

La consejera de Economía y Hacienda ha resaltado la importancia de las cifras de empleo, que «a pesar de la creciente incertidumbre, siguen tirando de la economía». En ese sentido, ha dicho que la afiliación creció un 2,9% de promedio entre abril y junio. Las ramas que más empleo han generado en Navarra durante los últimos 12 meses son hostelería, servicios sanitarios y sociales, industria manufacturera y educación.

Elma Saiz ha señalado los últimos datos de inflación (repunte del 10,2% en el mes de junio) explicando que «la subida de los precios energéticos se ha ido contagiando al resto de componentes de la cesta de la compra y en el mes de junio más de la mitad de las rúbricas del IPC acumulaba incrementos de precios superiores al 5%».

Los precios industriales continúan en ascenso, presionados por los costes de la energía y del resto de materias primas, y crecen un 26% en la primera mitad del año. Aunque el incremento es «notable», ha expuesto la consejera, los datos reflejan que Navarra es la segunda comunidad autónoma «donde menos se han encarecido los productos industriales, solo por detrás de La Rioja y muy por debajo del promedio de España, que anota una subida de 43%».

PERSPECTIVAS DE FUTURO

En cuanto a las perspectivas a corto-medio plazo en Navarra, desde el Departamento de Economía y Hacienda reconocen que «la segunda mitad del año se dibuja de forma muy diferente a la trayectoria que hemos visto de enero a junio». «La reactivación del turismo, la demanda embalsada durante la pandemia o las favorables condiciones financieras, se están erosionado. Además, es de suponer que el empeoramiento de las perspectivas económicas de Europa pueda debilitar la demanda externa y eso genere una repercusión sobre la economía foral», ha expuesto.

Así las cosas, el departamento está trabajando ya en el nuevo cuadro macroeconómico que enmarcará los Presupuestos Generales de Navarra del próximo año, y que recogerá las previsiones de los principales agregados económicos para el periodo 2022-2025. En esa línea, la consejera no ha ofrecido cifras concretas, pero sí ha avanzado de que «en pocas semanas cerraremos el cuadro macroeconómico y lo enviaremos a la AIReF, siguiendo el procedimiento que marca la Ley, para dar inicio así a la elaboración de los Presupuesto Generales de Navarra del próximo año».

Más allá de previsiones concretas, Elma Saiz ha insistido en la «inestabilidad» reinante en el plano económico, que «obliga que emplear la máxima prudencia en las proyecciones que se lleven a cabo para poder definir escenarios lo más realistas posibles».

ANTE LA INFLACIÓN

Por otro lado, preguntada la consejera por medidas ante la subida de la inflación, ha señalado que «vamos a trabajar en medidas eficaces que, lejos de populismos, busquen proteger al conjunto de la ciudadanía y siendo muy precavidos para no contribuir al alza inflacionista». Según ha dicho, «una bajada de impuestos puede contribuir precisamente a subir aún más la inflación».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.