La Biblioteca móvil llegará a 26 localidades de Tierra Estella y atenderá a una población de 5.000 personas

La Comisión de Cultura y Deporte del Parlamento de Navarra ha visitado este miércoles, a instancias de todos los grupos parlamentarios, la Biblioteca de Navarra para conocer la Biblioteca móvil, una iniciativa que llegará a 26 localidades de Tierra Estella y atenderá a una población de 5.000 personas.

La delegación del Parlamento ha sido recibida por Asun Maestro, directora del Servicio de Bibliotecas, Fernando Ross, jefe de la Sección de Red de Bibliotecas, Laura Irulegui, jefa del Negociado de Coordinación Bibliotecaria y Jaione Ziritza, Iñaki Suso y Javier Berrocal, encargados de la Biblioteca móvil.

La delegación parlamentaria ha tenido la oportunidad de conocer la iniciativa, que cuenta con un vehículo adecuado como biblioteca móvil y cuya puesta en marcha está prevista para el mes de octubre. Dispone de una colección inicial de 3.000 documentos, entre libros, revistas y películas, y el objetivo es alcanzar una colección en depósito de al menos 8.000 títulos. En su interior, el bibliobús tiene la capacidad de albergar hasta más de 900 documentos. La propuesta ha contado con un presupuesto de más 135.000 euros que tendrá continuidad en 2023, en particular en lo que adquisición de fondos se refiere.

El servicio contará con seis rutas y beneficiará a una población de 4.811 personas, en las siguientes 26 localidades: Abárzuza; Aberin; Acedo; Ancín; Arellano; Baquedano; Bargota; Bearin; Desojo; Dicastillo; Espronceda; Eulate; Igúzquiza; Larrión; Lazagurría; Legaria; Lezaun; Luquin; Morentin; Mues; Murieta; Riezu; Torres del Río; Villatuerta; Zudaire; y Zúñiga.

Asun Maestro, directora del Servicio de Bibliotecas, ha señalado que «se trata de un proyecto prioritario desde la perspectiva de accesibilidad cultural, desarrollo de políticas territoriales, en particular en materia de despoblación, y atención a la igualdad de oportunidades en el medio rural».

Según ha añadido, «es un proyecto que se irá definiendo de manera más precisa con la propia experiencia, y que contempla paradas estables en los municipios y entrega de documentos a domicilio».

A pesar de que su tamaño no es el de una biblioteca, los servicios que se quieren prestar son similares: la obtención del carné único para préstamo de los documentos y el acceso a los libros de otras bibliotecas a través del préstamo interbibliotecario; el acceso a todas las colecciones digitales de libros, películas y revistas disponibles en las plataformas eBiblio, eFilm y eMagazine; la oferta de actividades culturales; la organización de clubes de lectura; y, en definitiva, «todas aquellas que demande esta ciudadanía que, en cierto modo, va a tener necesidades diferentes a las que acuden a las bibliotecas», según han afirmado desde el Servicio de Bibliotecas.

En este sentido, la figura del bibliobús constituye «una de las modalidades más claras del carácter esencial y, por tanto, social de los servicios culturales y supone una puerta de acceso a la cultura para los territorios más despoblados». «Se trata del mejor instrumento bibliotecario de calidad para conseguir extender los beneficios de la biblioteca pública allí donde ésta no existe, con unas connotaciones sociales de primer orden, fortaleciendo y dinamizando la comunidad, como centro de recursos, de innovación, y de acceso y formación digital para toda la ciudadanía».

C.A.Y.D.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.