Irache critica que hay entidades que siguen ofreciendo créditos «a intereses abusivos»

La asociación ha detectados entidades que ofertan productos con intereses anuales que pueden llegar al 418%

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha criticado que algunas entidades «siguen ofreciendo créditos a intereses abusivos» pese a que «los jueces ya han anulado en reiteradas ocasiones algunos productos por sus excesivos intereses».

Irache ha advertido de que este tipo de productos «suponen un claro riesgo de endeudamiento para los consumidores»; personas que «suelen tener una situación de necesidad de liquidez». «Por ello, si su posición no mejora, es difícil que puedan devolver el crédito al que han accedido con todos sus intereses y corren el riesgo de entrar en una rueda de endeudamiento que les pueda llevar a situaciones aún más comprometidas», ha apuntado en una nota.

La asociación ha destacado que «hay numerosas sentencias que han dado por nulos algunos créditos bancarios que presentaban unos intereses excesivos para los consumidores». Y ha recordado que «en marzo del año pasado, el Tribunal Supremo ya anuló unas tarjetas cuya Tasa Anual Equivalente era del 27%».

El Supremo anula estos créditos al calificar el interés como «usurario» cuando el exceso es «apreciable» respecto al interés medio que da a conocer el Banco de España sobre estos productos. La sentencia incidía en «la falta de transparencia de las entidades al ofrecer estos productos» y subrayaba, además, que «estas operaciones suelen ir destinadas a personas que no pueden acceder a créditos menos gravosos».

Sin embargo, ha criticado, «las entidades siguen comercializando productos a unos intereses desproporcionados». Un estudio de Irache ha detectado que hay entidades, algunas especializadas en créditos rápidos, que ofrecen productos con intereses anuales que «pueden llegar al 418%».

Según ha explicado, algunos de estos préstamos «son importes bajos, de menos de 500 euros», con un plazo de devolución que «puede ser de sólo unos meses». «Además, las entidades afirman que los conceden casi de forma casi inmediata -en 24 o 48 horas o incluso en 15 minutos- y prácticamente sin requisitos» e incluso «ofrecen un primer crédito a un interés mínimo pero, a partir de ahí, cuantos más créditos vaya pidiendo el consumidor, más subirá el interés», ha indicado.

En otras ocasiones «se trata de créditos de miles de euros, con varios años para devolverlos y en los que sí se pide alguna garantía pero en los que los intereses siguen siendo muy altos».

Han llegado a Irache en los últimos meses personas que «accedieron a créditos con intereses muy altos, que ahora, pese a haber pagado todo el importe que recibieron, siguen debiendo mucho dinero a la entidad y no siempre pueden hacer frente a la deuda, que va creciendo y creciendo». Muchos de ellos contrataron créditos ‘revolving’ «donde el funcionamiento es muy complicado y no se explicó con la suficiente transparencia».

«El problema es que, aunque los intereses sean abusivos, el consumidor se ve en muchas ocasiones obligado -no siempre, afortunadamente algunos casos se están resolviendo por la vía extrajudicial- a llevar el caso ante un tribunal para que le den la razón y no le hagan pagar unos intereses totalmente desorbitados que pueden llevar a situaciones muy comprometida a muchos hogares», ha lamentado.

En este sentido, Irache echa en falta «una regulación más clara que determine un interés preciso que no se pueda superar en la comercialización de créditos personales».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.