Irache advierte de estafas que se hacen pasar por la compañía de luz o gas para conseguir el número de cuenta

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha advertido sobre estafas en las que unas personas se hacen pasar por empleados de la compañía de luz o gas de la víctima para pedir el número bancario y desfalcar sus cuentas.

La asociación ha atendido en los últimos meses a decenas de afectados tras haber sido víctimas de este engaño, «por el que algunos han perdido hasta seiscientos euros».

El modus operandi suele ser habitualmente el siguiente: el afectado recibe una llamada telefónica y quien le habla le dice que trabaja para su compañía eléctrica o de gas. Le comenta que han detectado que las últimas facturas de la luz han sido muy elevadas por un error de gestión. Por ello, le solicitan que les facilite su número de cuenta para devolverle el importe que se le ha cobrado de más, ha explicado Irache en una nota.

Los consumidores que facilitan los datos, a los días, ven que se ha utilizado el número de cuenta para hacer compras por cientos de euros, contratar servicios a su nombre o directamente se ha sacado el dinero. «Llaman a su comercializadora eléctrica, que les dice que no sabe nada de esta llamada, que no tiene nada que ver» y si llaman al número desde el que recibieron la llamada «ven que es un número que ya no da señal o nadie responde», indica la asociación.

Irache ha indicado que, una vez que se advierte que se trata de una estafa, lo primero que hay que hacer es bloquear las cuentas bancarias. Posteriormente, poner una denuncia en la policía por estafa. Y, en tercer lugar, comunicarse con la entidad para solicitar el reintegro del dinero, «especialmente si no se han cumplido las garantías legales de seguridad en operaciones bancarias».

No obstante, ha reconocido que «no siempre es fácil recuperar el dinero perdido». Por ello, ha recomendado «ser muy precavido y no dar nunca el número de cuenta por teléfono, aunque tener este número no debería ser suficiente para poder realizar ninguna operación en nombre del titular». «Hay que tener en cuenta que las empresas energéticas de las que somos clientes ya tienen nuestro número de cuenta para ir girando los cargos de las facturas, por lo que en ningún caso deberían solicitarlo por teléfono», ha precisado.

Siempre que alguna empresa nos pida datos personales o bancarios, «es importante cerciorarse de que no se trata de ningún engaño». Para ello, no es recomendable facilitar ninguno de estos datos. Es mejor contactar posteriormente con la empresa y asegurarse de que todo está en orden y la solicitud de información procede de ella, aconseja la asociación de consumidores.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.