Investigan a tres personas en Reino Unido por copiar los catalizadores de una empresa navarra

Realizaban copia de catalizadores, de una empresa Navarra, con su número de homologación, para su posterior venta como si fueran legales. El impacto económico en la empresa Navarra como consecuencia del lucro cesante asciende a 1.000.000€ 

La Guardia Civil de Navarra, en el marco de la operación “KLARIUS”, y en colaboración con Drivers and Vehicle Standars Agency (DVSA), agencia investigadora dependiente del Ministerio de Transportes del Gobierno del Reino Unido, ha podido identificar a tres personas en el Reino unido, los cuales van a ser citados a declarar como investigados por un delito contra la propiedad industrial según el código penal de dicho estado, debido a que realizaban copias de catalizadores de una empresa de Navarra, con su número de homologación, para su posterior venta como si fueran legales.

Los Agentes de la DVSA  solicitaron colaboración a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra, contando con la autorización de la Fiscalía de la Comunidad Foral de Navarra para poder realizar visita a una empresa de Catalizadores de Navarra, y toma de declaración a varios empleados.

Desarrollo de la investigación

La DVSA, había iniciado una investigación como consecuencia de la utilización de convertidores catalíticos (catalizadores) en vehículos del Reino Unido, de forma fraudulenta durante varios años.

La estafa consistiría en la distribución y venta de catalizadores a vehículos usados, los cuales se estarían instalando sin contar con el preceptivo número de homologación obligatorio. Los catalizadores que se utilizan en todos los vehículos en Europa, ya sean nuevos o usados, deben tener un número de homologación conforme a una normativa Europea de Medio Ambiente, que en el caso de España es expedida por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo

Inicialmente, la empresa británica actuaba como distribuidora de catalizadores en Reino Unido para vehículos usados, si bien dicha empresa no producía los catalizadores sino que los adquiría de una empresa española domiciliada en Navarra, la que obtenía la homologación de sus productos de forma legal y posteriormente los vendía a la empresa inglesa.

Tras ir a quiebra, en el año 2013 es creada una nueva en Reino Unido por dos de los tres administradores de la empresa extinta y su actividad consiste en la fabricación y distribución de convertidores catalíticos en el Reino Unido.

Ésta empresa, al contrario que la anterior, además de distribuir, también fabrica catalizadores para su posterior venta, sin contar en este caso con ningún número de homologación, utilizando de forma fraudulenta el que en su día le proporcionó  la empresa navarra .

Gracias a la colaboración prestada entre ambos países, se ha podido identificar a tres personas en el Reino Unido los cuales van a ser citados a declarar como Investigados por un delito contra la propiedad industrial según el Código Penal de dicho país.

El impacto económico para la empresa Navarra asciende a 1.000.000,00 €.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.