Homenaje en el cementerio de Pamplona a Tomás Caballero en el 25 aniversario de su asesinato a manos de ETA

PAMPLONA, 5 (EUROPA PRESS)

Familiares, amigos y representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Pamplona han participado este viernes en el cementerio municipal en un acto de homenaje y recuerdo a Tomás Caballero, cuando se cumplen 25 años de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA, y a quien su hijo, Javier Caballero, ha definido como «un servidor público, un servidor de la ciudad y sobre todo un servidor de los ciudadanos de Pamplona».

El acto ha contado con una nutrida representación institucional encabezada por la presidenta del Gobierno foral, María Chivite; quien ha estado acompañada por la consejera de Relaciones Institucionales, Ana Ollo; y el director general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza. También han estado presentes el alcalde de Pamplona, Enrique Maya; el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; y el delegado del Gobierno, José Luis Arasti. Asimismo, han acudido concejales y parlamentarios de UPN, PSN, Geroa Bai, EH Bildu, PPN y Ciudadanos.

El acto ha comenzado con una ofrenda floral por parte del Ayuntamiento de Pamplona -colocada por Enrique Maya y Ana Elizalde- y otra del Gobierno de Navarra y el Parlamento foral -portada por María Chivite y Unai Hualde-. Tras el homenaje, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha depositado una corona de flores en nombre del partido regionalista.

Seguidamente, ha intervenido Javier Leoz, quien ha rogado «para que guardemos el mejor de los recuerdos de Tomás, que creyó en sus convicciones y las llevó hasta el extremo en su lucha por una Pamplona mejor». También para que «las ideas estén siempre al servicio de todos y nunca al contrario».

«La paz exige colocar en el centro de toda actividad política, social y económica a la persona humana, su alta dignidad y el respeto por el bien común», ha subrayado.

También ha intervenido Javier Caballero, hijo del edil asesinado, y ha indicado que «hoy recordamos que fue vil e injustamente asesinado por ser concejal de Pamplona, por ser portavoz de UPN en el Ayuntamiento». «Quisieron callar la voz de mi padre y lo quisieron hacer por hablar alto y claro, por hablar libremente y sin miedo, dando voz a la grandísima mayoría de la sociedad pamplonesa para enfrentarse directamente a quienes quieren imponer sus ideas, no por la fuerza de la razón sino por la fuerza de la violencia de las balas y de las armas», ha remarcado.

Cuando han pasado 25 años de su asesinato, Caballero ha destacado que «es verdad ETA ha dejado de matar» pero «no lo ha hecho por convencimiento, por entender que matar es una inmoralidad». «No se puede matar, no se puede apoyar a los que matan, no se puede apoyar a los que apoyan a los que matan», ha manifestado, para resaltar la importancia del «relato» y de este acto, «que tiene que suponer un compromiso ciudadano y para que cale este mensaje en la sociedad y para que se condene por todos el uso de la violencia como arma política».

Javier Caballero ha manifestado que «ETA no renunció a la violencia» sino que «fue vencida por el conjunto de la sociedad, por las instituciones, por las fuerzas y cuerpos de seguridad». Por eso, «no es suficiente que ETA haya dejado de matar. Hace falta recordar permanentemente a todas sus víctimas» con un compromiso «con el relato verdadero, porque todas y cada una de ellas fueron víctimas de la ignominia, de la sin razón y de la más flagrante conculcación de los derechos humanos».

El hijo del edil asesinado ha recordado a todas las «víctimas inocentes de un proyecto inventado por mentes perversas para justificar la imposición de un proyecto político totalitario». «La disolución de ETA no nos trajo la paz» sino «únicamente la tranquilidad de saber que no seríamos asesinados y que no atentarían contra nosotros», ha recalcado.

«El conocimiento de lo ocurrido durante tantas décadas de violencia, el recuerdo del asesinato de mi padre hace ahora 25 años, nos tiene que permitir la construcción de un futuro con valores y compromisos éticos y morales», donde «no se jalee a asesinos, donde no se pretenda blanquear la historia ni justificar la violencia, donde no se establezcan equidistancias insoportables entre los asesinos y los asesinados. Un futuro en el que se defienda la memoria, la verdad, la justicia y la reparación como base de la convivencia», ha concluido.

ENRIQUE MAYA: «ALGUNOS TENDRÍAN QUE REFLEXIONAR DÓNDE ESTÁN»

En declaraciones a los medios de comunicación tras el acto en el cementerio, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha celebrado que todos los grupos municipales del Ayuntamiento hayan estado presentes.

«Eso quiere decir que todos reconocemos la figura de Tomás y la sinrazón del terrorismo y eso es una gran noticia», ha valorado el alcalde.

No obstante, ha precisado que «quedan todavía muchos pasos que dar y algunos tendrían que reflexionar dónde están». «A pesar de que han estado aquí, y estoy encantando de que estén», ha pedido a EH Bildu que «reflexionen por qué determinados pasos no los quieren dar», en referencia a la abstención de la coalición abertzale en una declaración del Consistorio en recuerdo a Tomás Caballero.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.