Gómez advierte de que la situación del salmón en el río Bidasoa es «crítica», por debajo del límite de conservación

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, ha advertido de que un informe elaborado por la sociedad pública GAN-NIK refleja que la situación del salmón en el río Bidasoa es «crítica», por debajo del límite de conservación.

Según ha explicado este miércoles en una comparecencia parlamentaria, en 2022 esta especie «ha sufrido su peor remontada desde hace 37 años, la peor remontada de las últimas cuatro décadas». «La situación de esta especie es crítica desde hace tres décadas, pero se ha agravado desde 2018 por el aumento de las temperaturas y por la sequía», ha afirmado.

En este sentido, ha remarcado que en 2022 remontaron el río Bidasoa un total de 90 salmones, la peor cifra desde hace 37 años, mientras que desde hace una década se registraban hasta el mes de diciembre entre 300 y 400 ejemplares. En 2021 fueron «solo 212».

La consejera ha destacado que el número de reproductores que en el año 2021 remontó el Bidasoa fue «excepcionalmente bajo», con tan solo 59 hembras supervivientes que potencialmente produjeron 440.000 huevos, «muy por debajo del límite crítico de conservación (que es de un millón)». Además, las condiciones hidrológicas ese año fueron «muy negativas» para la supervivencia de huevos y alevines, con grandes avenidas en la cuenca del Bidasoa en la época de reproducción, y un intenso estiaje (con bajos caudales y altas temperaturas) «que pusieron en duda la supervivencia de la cohorte».

«Pero en 2022, el número de reproductores ha sido todavía menor, con tan solo 16 hembras supervivientes que potencialmente producirán alrededor de 110.000 huevos, otra vez muy por debajo del nivel crítico. Esta cifra es la más baja desde la década de los años 80, cuando el Gobierno de Navarra inició los trabajos de recuperación de la especie. El número tan escaso de hembras disponibles en el río ha impedido, además, llevar a la piscifactoría las hembras necesarias para la producción habitual de los alevines que se repoblarán al año siguiente, por lo que el próximo año nuevamente la aportación de la piscifactoría a la recuperación de la especie va a ser escasa», ha remarcado.

Por otro lado, ha subrayado que «el impacto de la pesca sobre la producción de huevos durante estos dos últimos años ha agravado la situación», ya que «la producción de huevos en piscifactoría no ha podido compensar la pérdida producida por la pesca, que ha sido un 60% superior». En concreto, «descontando las hembras que los pescadores donaron para su reproducción en la piscifactoría, en la temporada 2021 se pescaron un total de 20 hembras, que podrían haber producido 178.000 huevos, mientras que en 2022 han sido 15 las hembras pescadas, que hubieran producido 142.000 huevos». «Es decir, en estos dos años la pesca ha detraído del río más de 320.000 huevos. En cambio, la producción de huevos en la piscifactoría fue de 69.000 en 2021 y se prevén unos 58.000 en 2022 (127.000 huevos en total)», ha detallado.

Sin embargo, Gómez ha querido destacar que «la pesca no es el origen del problema, aunque la situación es tan preocupante que hay que tenerla en cuenta también para no empeorarla». «Esta es la situación que describe el informe, una situación que nos preocupa y que se expuso en la comisión asesora de pesca el pasado 29 de diciembre y que comparte la preocupación», ha indicado. Finalmente, ha asegurado que «el compromiso del departamento es garantizar la supervivencia de la especie y en ello trabajan los equipos técnicos» desde hace años.

Durante el turno de las intervenciones de los grupos, el parlamentario de NA+ Miguel Bujanda ha cuestionado «qué va a pasar con la veda de este año en la pesca» y, tras exponer diversas críticas trasladadas por asociaciones de pescadores del río Bidasoa, ha pedido a la consejera «que cuente con la gente del territorio».

Por su parte, el socialista Javier Lecumberri ha considerado que los datos son «abrumadores e indiscutibles» y que «o se toma una serie de decisiones, que vienen recomendadas por los técnicos, o el resultado va a ser un colapso de la especie en nuestros ríos». Por ello, ha mostrado su «apoyo a las decisiones que se tomen en base a estos informes y las propuestas de los técnicos». «Es importante escuchar a los pescadores y a los ecologistas, pero a los que hay que escuchar de verdad es a los técnicos y a los profesionales, y los que tienen que tomar la decisión son el departamento, en base a esos informes rigurosos», ha subrayado.

El parlamentario de Geroa Bai Pablo Azcona ha afirmado que «habrá que tomar medidas pensando en el futuro que tendrán que estar encaminadas a garantizar la conservación de esta especie y tendrán que ser algunas de ellas restrictivas». En este sentido, se ha mostrado «a disposición de las decisiones que el departamento, en base a criterios estrictamente técnicos, tenga que tomar para garantizar la conservación del salmón».

En nombre de EH Bildu, Maiorga Ramírez ha subrayado que «debe ser una prioridad absoluta salvaguardar la biodiversidad» y que para ello se deberán tomar «medidas eficaces y efectivas». «Estamos ante una ecuación tremendamente compleja donde debe buscarse el equilibrio y no debe basarse la actuación en medidas parciales. Aquí la pesca no es el problema, de ninguna manera, por lo tanto, poco se arreglará si se suprime aquello que no es el origen del problema», ha apuntado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.